València vuelve a iluminar los monumentos de sus barrios y pueblos, que estarán encendidos "todos los días"

La Porta de La Mar de València, iluminada
AJUNTAMENT DE VALÈNCIA
Publicado 21/01/2019 14:05:41CET

VALÈNCIA, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de València iluminará "todos los días durante todo el año" un total de 55 monumentos de los barrios y pueblos de la ciudad, a través de un sistema "más eficiente" que funcionará desde la noche de este lunes, para "poner en valor muchas de las plazas y calles" fuera del corazón de la capital del Turia. De estos enclaves, 43 estaban apagados desde 2013.

Así lo ha explicado este lunes el concejal de Gobierno Interior, Sergi Campillo, en una rueda de prensa en la que ha anunciado que el consistorio "volverá a iluminar una gran cantidad" de monumentos de la ciudad "que el anterior gobierno apagó en 2013". El consistorio, durante la anterior legislatura, "apagó casi todo y dejó 13 monumentos en el centro", mientras el resto del 'cap i cassal' quedó "sin iluminar".

Serán 55 los enclaves que a partir de este lunes cuenten con iluminación ornamental, como la Dama Ibérica; los campanarios de Massarrojos, Benifaraig y Borbotó; las estatuas de Jaume I y el Cid; el Parotet; la Iglesia de la Torre; la Facultad de Medicina de la Universitat de València; la Creu Coberta; el Portal de la Valldigna y lo Rat Penat, entre otros monumentos.

Se trata de la segunda fase del plan para renovar la iluminación ornamental de la ciudad, que arrancó el año pasado con la instalación de luminarias con tecnología LED del edificio del Ayuntamiento. Esta nueva actuación ha tenido un presupuesto de 70.000 euros y se ha intervenido en 46 monumentos. De ellos, 43 estaban apagados y en tres de ellos se ha renovado el sistema por uno "más eficiente". El consumo aproximado anual del nuevo encendido será "mínimo", de 24.000 euros, ha detallado el concejal.

Además, se ampliará el horario de la iluminación. Si antes se alumbraban los monumentos de viernes a domingo desde el momento del encendido de farolas hasta las 12 de la noche, con el resto de días "totalmente apagados", a partir de este lunes se ajustará al horario general de las terrazas de la ciudad, cuando "hay mucha gente en la calle", ha explicado Campillo.

De esta forma, se distinguirá un periodo de verano y otro invernal. Desde el 1 de marzo hasta el 31 de octubre, de domingo a jueves, los monumentos se encenderán hasta la 1 horas de la madrugada, mientras que viernes, sábados y festivos será hasta las 1.30 horas. Por otro lado, desde el 1 de noviembre hasta el 28/29 de febrero, se iluminarán todos los días hasta las 00.30 horas. Así, los atractivos turísticos de los barrios y pueblos quedarán alumbrados "todos los días durante todo el año", ha resaltado el edil.

DE NORTE A SUR

Con la segunda fase de este plan de iluminación, quedará iluminada en la zona norte la Dama Ibérica, y los campanarios de Benifaraig, Massarrojos, Borbotó y Carpesa, ya que "en muchos pueblos se quedaron apagados mientras que en los pueblos de al lado permanecían encendidos", una "deuda" que el consistorio pretende saldar.

También se alumbrará la Iglesia de Santa Mónica, el Parotet, la escultura de Ripollés, la Facultad de Medicina, la ermita del Calvari de Carpesa, Santa María del Mar, la Creu Coberta de Almàssera, la Iglesia del Rosari, los casalicios del Pont del Real, Sant Joan Bosco o la estatua del Rei Jaume I, entre otros enclaves.

En la zona sur, contarán con iluminación ornamental la Iglesia de Santo Tomás, el monumento a San Vicente Ferrer; lo Rat Penat; la biblioteca del Antiguo Hospital, el Portal de la Valldigna; iglesias de San Nicolás, Natzaret, San Sebastián, San Valero, la Punta-Natzaret, de la Torre y Sant Joan del Mercat; la fuente de San Luis Beltrán; la Mare de Déu del Carme; la estatua de Jaume I; el monumento a San Vicente Mártir y la la Roda de Sant Vicent de la Roqueta, entre otros.

LA PORTA DE LA MAR, A COLOR

Todos estos enclaves contará con luces o proyectores "eficientes" y de "menor consumo", así como con sistemas de telegestión para poder programar los horarios de encendido.

Por lo que respecta a los 13 monumentos que ya contaban con iluminación ornamental, en tres de ellos se ha renovado el sistema por uno "más eficiente". Así, en el caso de la Porta de la Mar, se ha instalado una iluminación de LED similar a los del Ayuntamiento, con 66 proyectores RGB de LED con controlador.

Por tanto, se podrá alumbrar en color este enclave, que además se coordinará con los tonos que adopte el Ayuntamiento en fechas señaladas, como el Día de la Mujer, el Orgullo LGTBI o días que conmemoran la lucha contra determinadas enfermedades.

En palabras de Sergi Campillo, la iluminación ornamental en nuevos puntos de las ciudades "no es una de las actuaciones más grandes desde el punto de vista económico", pero constituye un "símbolo de la recuperación de la ciudad", que ha estado "demasiados años apagada". "Es una deuda y un deber poner en valor el patrimonio de la ciudad", ha concluido.

Contador
Turisme Valencia ofrecido por