Actualizado 21/04/2015 13:32 CET

Los 15 grandes fiascos de la historia del cine

Sophia Loren, Penélope Crus y Johnny Deep
Foto: PARAMOUNT/DISNEY

MADRID, 19 Abr. (EDIZIONES)

   Apostar por una superproducción no es siempre garantía de éxito. A diferencia de títulos recientes recientes 50 Sombras de Grey o de Fast and Furious, que eran taquillazos cantados y cumplieron sus expectativas, si repasamos la historia del cine podemos encontrar sonoros batacazos protagonizados por apuestas a priori más que seguras en taquilla.

   Así, pese a contar con actores de la talla de Sophia Loren, Johnny Deep o Eddie Murphy o estar basados en populares videojuegos y cómics, estas películas perdieron mucho dinero si comparamos los altos costes de producción, marketing y publicidad con su irrisoria recaudación final.

   En esta lista repasamos 15 películas que, pese a tenerlo todo para triunfar, fracasaron en taquilla y se convirtieron en sonoros fiascos cinematográficos.

LA CAÍDA DEL IMPERIO ROMANO (1964)

   No fue el Imperio Romano el único herido de muerte en esta cinta. La película protagonizada por Sophia Loren costó, según los datos recopilados por Moviefone, 19 millones de dólares, una cifra muy alta para la época, y solo logró recaudar 4,8 millones en la taquilla. Una recaudación que en dólares actuales equivaldría a unos 107,9 millones.

EL PLANETA DEL TESORO (2002)

   Esta cinta de animación llevaba el mundo pirata a dimensiones espaciales. Pese a lo osado de la propuesta y los 184 millones invertidos entre producción y promoción, la taquilla no fue benévola. Recaudó solo 109,6 millones en todo el mundo, lo que nos deja unas pérdidas de más de 75 millones de dólares.

SAHARA (2005)

   La película protagonizada por Penélope Cruz y Matthew McConaughey logró recaudar 119,3 millones de dólares en todo el mundo. Una cifra muy pobre teniendo en cuenta que gastaron 160 millones en su realización y alrededor de 81 millones de dólares en la promoción de la cinta.

FINAL FANTASY: LA FUERZA INTERIOR (2001)

   El argumento no estuvo a la altura de su calidad técnica. La película basada en la famosa franquicia de videojuegos costó 137 millones, más otros 42,5 de distribución y marketing. De estos solo logró recuperar 85.1 millones, lo que nos deja 94,4 millones de pérdidas.

PLUTO NASH (2002)

   Esta comedia lunar protagonizada por Eddie Murphy fue otro de los fiascos del cine. Con un presupuesto inicial de 100 millones de dólares y tan solo 3 millones en publicidad, la cinta logró recaudar la ridícula cifra de 7,1 millones de dólares. Si hacen cuentas, nos quedan 95,9 millones de dólares en pérdidas.

LA LEYENDA DEL SAMURÁI (47 RONIN)(2013)

   Protagonizada por Keanu Reeves, Universal gastó 225 millones de dólares en producirla. Además decisdió paralizarla y guardarla durante un año, lo que supuso 175 millones de dólares en pérdidas, que en la moneda actual serían 176,3 millones.

EL LLANERO SOLITARIO (2013)

   Con los costes publicitarios y de marketing, Disney gastó en esta 425 millones de dólares, y solo consiguió 260,5 millones en el mercado internacional, así que perdió 164,5 millones.

EL ALAMO: LA LEYENDA (2004)

   El presupuesto de este proyecto de Disney ascendió a los 107 millones de dólares, más los 35 millones de promoción y publicidad.  Pero la cinta tan solo logró recaudar 25,8 millones, lo que nos deja 116,2 millones en pérdidas.

STEALTH: LA AMENAZA INVISIBLE (2005)

   Frente a la inversión total de 170 millones de dólares que hizo Columbia, la taquilla le respondió con apenas 76,9 millones recaudados en todo el mundo. Esto supuso pérdidas de 93,1 millones de dólares.

SUPERNOVA: EL FIN DEL UNIVERSO (2000)

   Esta aventura de ciencia ficción espacial solo logró recaudar 14,8 millones de dólares en taquilla. Una cifra irrisoria si tenemos en cuenta que su producción costó unos 90 millones de dólares más otros 7,5 millones en costes de distribución y marketing.

LA PUERTA DEL CIELO (1980)

   La obsesión por la perfección de su director, Michael Cimino, fue fatal para este Western. La filmación de las escenas una y otra vez hizo subir el presupuesto a 44 millones de dólares. Pero la cinta solo logró recaudar 3,5 millones de dólares lo que nos lleva a un total de 40,5 millones en pérdidas.

SPEED RACER (2008)

   Warner Bros gastó 120 millones de dólares para adaptar este anime japonés en una cinta de acción real, más 80 millones de dólares en publicidad. La taquilla le devolvió apenas 93,9 millones, lo que supone pérdidas de 106,1 millones de dólares.

R.I.P.D. DEPARTAMENTO DE POLICÍA MORTAL (2013)

   Universal invirtió en esta película 154 millones de dólares, más otros 40 millones en marketing y promoción. Las perdidas superaron los 100 millones de dólares, con 115,7 millones, al lograr tan solo 78,3 millones de dólares en los cines.

ENREDOS DE SOCIEDAD (2001)

   Pocos se acercaron a ver esta comedia romántica sobre la crisis de la mediana edad, que supuso el peor batacazo de la carrera de Warren Beatty. Costó más de 10 millones de dólares debido a la rescritura del guión en varias ocasiones y la repetición del rodaje. Sin embargo, solo logró recaudar 10,3 millones de dólares en todo el mundo.

LA ISLA DE LAS CABEZAS CORTADAS (1995)

   Uno de los mayores fracasos comerciales de los años 90. Costó alrededor de 115 millones de dólares y solo logró recaudar 18,5 millones de dólares en todo el mundo. Con unas perdidas de 96,5 millones lideró el récord Guinness en esta categoría antes de que la retiraran.

JOHN CARTER (2012)

   Cerramos con una habitual de estas listas, la película costó entre 350 y 375 y millones de dólares más los costes adicionales de publicidad y marketing y ganó 282,8 millones de dólares. Es la cinta que más dinero ha perdido en toda la historia.