Publicado 28/07/2015 16:14CET

Clara Lago: "Me cuesta más un acento vasco que hablar en inglés"

El equipo de 'Extinction', con Clara Lago Matthew Fox y Miguel Ángel Vivas
EUROPA PRESS

MADRID, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

La actriz española Clara Lago ha reconocido en una entrevista a Europa Press que le "cuesta más" hacer "un acento vasco que hablar en inglés". La intérprete madrileña ha hecho estas declaraciones durante la promoción de la película 'Extinction', cinta post-apocalíptica de terror rodada en inglés, dirigida por Miguel Ángel Vivas y que se estrenará en España el 14 de agosto.

Durante la entrevista, Lago ha estado acompañada de Matthew Fox (Jack en la serie 'Perdidos'), quien protagoniza el filme junto a Jeffrey Donovan y la pequeña actriz Quinn McColgan.

Respecto al idioma con el que se ha rodado, Clara Lago ha indicado que, para ella, "trabajar en inglés era un reto, porque era la primera vez", pero que "por suerte", pasó un año en Estados Unidos, con lo que se comunica, se relaciona e interpreta fácilmente en el idioma. "No supone un hándicap", ha afirmado. La actriz también ha desvelado que el director de la cinta aprendió inglés para poder dirigir a los actores.

Según Miguel Ángel Vivas, fue él quien planteó que el proyecto se rodara en inglés, aunque no supiera hablarlo. "Como tuvimos dos años, tuve tiempo para aprenderlo bien", ha expresado. El método que ha seguido ha sido "leyendo todo en inglés, muy autodidacta y soltándome poco a poco", afirma.

'Extinction' es una "fábula sobre la paternidad", prosigue el director, en la que Vivas ha querido reflejar "lo difícil que es educar a una niña que está a punto de convertirse en adolescente", pero "si ya es complicado hacerlo en este mundo, imagina hacerlo en un mundo post-apocalíptico con este tipo de criaturas", ha expresado. Así, ha recalcado que lo que más le interesaba de la película ha sido "el drama humano" y que quería centrarse en "una historia pequeña, íntima".

En la cinta, el escenario es un mundo apocalíptico en el que prácticamente quedan tres personas, Patrick, a quien da vida Matthew Fox, Jack, personaje interpretado por Jeffrey Donovan y la pequeña Lu, de nueve años. Fox ha destacado "la faceta de superviviente" de su personaje, ya que, según ha dicho, "tiene una gran carga de dolor y una gran carga emocional". Además, es un personaje que está "casi demente". Asimismo, ha declarado que espera que "los espectadores pregunten qué es lo que le ha pasado a este hombre, y esas preguntas van revelándose poco a poco, y al final se entrega, hace un sacrificio de su propio cuerpo y eso es lo que me encantó de la película y del personaje", ha relatado.

Por otro lado, Clara Lago da vida a una mujer embarazada que "aparece al final de la película para atraer simbólicamente la esperanza al resto de los pesonajes". "Es complicado definir a este personaje", ha admitido la actriz, que sin embargo, ha reconocido que se trata de "una superviviente nata" y de "una madre en potencia".

En el caso de Patrick, Matthew Fox ha explicado que cuando habló con Vivas, sabían el riesgo que había de que Patrick pudiera ser un personaje con el que el público no podría identificarse, porque podría ser "demasiado distante, lejano". En cambio, el actor ha reconocido que Miguel, el director, "fue muy listo" a la hora de dar a los actores "tiempo antes de iniciar el rodaje", como fue sentarse a la mesa a hablar, ensayar algunas secuencias, conocerse, y cuales eran sus papeles. "Hay muchos directores que no se toman ese tiempo", ha admitido Fox.

El director ha dedicado muy buenas palabras para los actores de la película. De Mathhew Fox ha comentado que es "un caballero, de fácil trato, una persona educada", así como que "ha hecho un trabajo increíble en la película". "Ha dado su alma, su corazón, su cerebro, lo ha dado todo, toda su energía y eso se ve en la película", ha reconocido. De Clara Lago ha destacado su "energía" y su "fuerza", mientras que Jeffrey Donovan "ha dado humanidad a un personaje que, de guión, costaba que cayera bien". "Ha conseguido esa dualidad, lo ha plasmado muy bien", confirma.

Pero los mayores elogios del director han ido a parar a Quinn McColgan, actriz de nueve años que da vida a Lu. "Es lo mejor que me ha pasado en la vida", comenta durante la entrevista, porque, a su juicio, es una niña que "no sólo actúa, sino que sabe escuchar". "Es una niña muy inteligente. Lu es el alma de la película, el corazón, el futuro, la niña es la más importante de la historia, es el pilar". "Fue amor a primera vista", relata Vivas, quien después añadió: "se come el rodaje".

'Extinction', además de drama, cuenta con varias escenas de acción, secuencias que Fox ha calificado como "muy duras de rodar", como es el caso de aquella en la que pelea con una de las criaturas y atañe esto a la logística. "No había nieve, estábamos rodando en un plató, con materiales artificiales para crear la nieve, eso fue muy difícil, se te metía en los ojos, era incómodo", ha declarado. Pero también ha admitido que "había escenas que fueron difíciles en el plano emocional", como cuando el personaje empieza a perder la cordura.

RODAJE EN HUNGRÍA

Según han destacado los dos actores, las condiciones del rodaje fueron duras. La película se rodó en Hungría y según ha contado Lago, "todo lo malo que podía pasar, pasaba". "Fue el primer invierno en 25 años que no cayó ningún copo de nieve y esto desbarajusta mucho la producción", ha relatado. Asimismo, ha explicado que, además de las dificultades para rodar, hubo "epidemias internas", pues el director y Matthew "se pusieron malos". "Fue complicado pero dentro de todo, me lo pasé muy bien", ha aclarado, sentimiento que también admite Fox. "Me lo pasé maravillosamente con todo el mundo haciendo esta película y el esfuerzo y compromiso que todos hemos aportado para hacerla ha sido una fuente de inspiración admirable, una gran experiencia", ha reconocido.

La decisión de rodar en Hungría se debió a "muchos elementos", comenta Vivas, aunque reconoce que les "hubiera encantado hacerlo en España". En un principio, iban a rodar en la Ciudad de la Luz, en Alicante, pero "en el último momento", no pudieron rodar, ha lamentado.

"No encontramos un plató que tuviera las dimensiones que necesitábamos en España", ha explicado, y "por otro lado los incentivos fiscales en Hungría eran mejores". Además, según ha comentado, el director de fotografía y el director artístico venían de hacer una película allí, por lo que "conocían la zona, a gente de allí y nos pusieron en contacto con gente que querían coproducir la película". "Fue un cúmulo de circunstancias lo que nos hizo terminar de rodar la película allí, ha aclarado.

OTROS PROYECTOS DE MIGUEL ÁNGEL VIVAS

Basada en una novela de Juan de Dios Garduño ('Y pese a todo'), Vivas ha recalcado que cuando terminó 'Secuestrados', su último filme, no pensó que los siguiente que fuese a rodar sería "una película de zombies", pero ha comentado que se leyó la novela, y le encantó. Sobre si rodaría una secuela (el autor del libro está escribiendo una segunda parte), Vivas se ha mantenido dudoso: "Leámosla primero".

Así, ha declarado que por el momento tiene "otros proyectos". "Me gustaría hacer cosas nuevas", ha expresado. El realizador ha anunciado que en noviembre rodará una película "que dará que hablar" y que el año que viene rodará en español y en Sevilla un "thriller social", proyecto del que no ha podido adelantarnos nada y en el que está inmerso Alberto Marini, habitual colaborador de Vivas. Respecto a 'Esta noche moriré', el director ha dicho que, por el momento, el proyecto "está parado".

Para leer más