Gutiérrez Aragón se deja llevar por la "sensualidad" de Cuba en 'Una rosa de Francia'

Actualizado 02/02/2006 18:02:16 CET

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

Manuel Gutiérrez Aragón se deja llevar por la "sensualidad" de Cuba en su última película, 'Una rosa de Francia', que se estrena en los cines mañana. Jorge Perugorría, Alex González, Broselinda Hernández y Ana de Armas protagonizan la cinta, en la que narra la historia de Simón, un pirata moderno, malvado y seductor al que un joven marinero salva la vida.

Como explica el director torrelaveguense, el punto de partida de esta película son las relaciones perversas entre un hombre y sus protegidos, unos chicos casi adolescentes, ingenuos pero cómplices del mal. Pero, sin duda, el director se ha dejado llevar "por la sensualidad de la isla".

A parte de volver a encontrarse con un guión de Senel Paz, al director le pareció "una excelente oportunidad" escribir el papel de "malo encantador" para Perugorría, además de trabajar con nuevos actores.

"Es un privilegio que Gutiérrez Aragón y Paz escriban un personaje para mí", señala el actor cubano, destacando que ya ha trabajado varios personajes en esta línea de la picaresca y algunos malos.

"Pero ninguno de ellos tiene tantos matices ni me ha dado tantas posibilidades como Simón", afirma.

En cuanto a González y De Armas, señala que la experiencia de trabajar con ellos fue "muy linda, porque cada vez más los actores jóvenes se toman muy en serio el trabajo del cine, y es increíble el rigor con que trabajan".

"SALTAN CHISPAS"

"La película ya nació con Perugorría dentro", asegura Gutiérrez Aragón, apuntando que del contraste entre jóvenes actores y veteranos "saltan chispas", algo que le parece "interesantísimo".

Para Gutiérrez Aragón, "los mejores papeles que le salen a un escritor son aquellos en los que ya sabe quien va a interpretar lo que estás escribiendo", porque "te imaginas sus reacciones y su forma de decirlo". En el caso de Perugorría, "como ya sé como va a reaccionar, es un privilegio escribir para él y hacerle un traje a medida", un personaje que definió como "un malvado seductor".

Recuerda que ya había hecho con él 'Cosas que dejé en La Habana' (1997), que "es el reverso de esta película", porque aquella era sobre cubanos en España y ésta es sobre "un español en Cuba", papel que interpreta Alex González.

El director señala que su voluntad era hacer una película atemporal, "un poco de cualquier época". "Cuba es un país colgado en el tiempo, por lo que una cinta que se ruede ahora tendría la misma ambientación que la de 'Una rosa de Francia'" porque en esta isla "los edificios, los coches e incluso los pequeños objetos cotidianos son de los años 50", apostilla.

Sensacine
Estrenos de cartelera
Dos Colegas Al Rescate
Dos Colegas Al Rescate