'Heartstone, corazones de piedra', un filme islandés sobre emociones y homosexualidad de los jóvenes, llega a España

Cartel de Heartstone
ABORDAR
Actualizado 09/04/2018 15:23:43 CET

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El islandés Gudmundur Arnar Gudmundsson dirige y escribe su primer filme, 'Heartstone, corazones de piedra', un drama que ahonda en el despertar sexual de los adolescentes, el miedo a expresar las emociones y la homosexualidad a través del "más puro realismo" y de una "intensidad desbordante".

La cinta relata así la historia de Thor (Baldur Einarsson) y Christian (Blær Hinriksson), dos amigos adolescentes que viven en un pequeño pueblo de pescadores en Islandia. Sin embargo, durante un verano, uno de ellos comienza a sentir sentimientos nuevos por su amigo, mientras el otro comienza una relación con una de sus amigas del pueblo.

"Se trata de hablar sobre el tema de que los niños puedan expresar sus emociones sin miedo. Islandia viene de una cultura que hasta hace poco estaba muy dominada por el lado masculino, y, aunque cada vez son más abiertos, siguen considerando como debilidad que un hombre exprese lo que siente. Cuanto más se hable sobre ello, mejor será para los niños", ha señalado el director en una entrevista concedida a Europa Press con motivo del estreno de la película en España este jueves 13 de abril

Según ha indicado, el filme fue un "boom" para los adolescentes en Islandia siendo para ellos "la primera película que veían" que trataba sobre la vida de los jóvenes de una manera profunda, seria y respetuosa, sin dulcificar la realidad ni banalizar sus sentimientos.

Un objetivo cumplido para Gudmundsson ya que al escribir el guión aspiraba a apelar a la empatía de cada espectador que viera el filme. "Yo creo que los adolescentes tienen que ver películas que sean realistas. Es increíble como son capaces de pasar de estar totalmente devastados a estar felices, y ese contraste queda bien reflejado en la historia", ha explicado.

Según ha precisado el islandés, tenía el objetivo de comenzar la película "como si fuera un documental" para reflejar a través de la pantalla que tanto los niños como el entorno es real con el objetivo de que los espectadores olviden que se trata de una película.

En cualquier caso, ha matizado que para trabajar todo este "cóctel de emociones e intensidad" escena a escena, los actores jóvenes contaron con una preparación tanto física como mental durante los ocho meses anteriores al rodaje. Asimismo, recibían apoyo durante y al finalizar las grabaciones con sesiones de meditación y una persona a su cargo que les preguntaba en cada momento como se encontraban.

"Es muy agradable trabajar con actores tan jóvenes. Son muy abiertos y todo lo viven mucho, pero es verdad que es mas exigente y hay que estar guiándoles, y para ellos puede ser un poco esclavo. Por eso hubo una preparación anterior", ha explicado para añadir que "al sentirse tan apoyados, siempre se esforzaban un poco más y querían ir mas allá".

Para él, los adolescentes tienen las mismas emociones que los adultos, pero se "intensifican y magnifican" puesto que al sufrirlas por primera vez, ni las identifican ni las asimilan.

Por último, ha resaltado que lo más importante de esta historia es el tema de la "autoaceptación", algo que cada persona "va a sufrir a lo largo de su vida". "Ahora esto se da más con el tema de Internet y las redes sociales. El tema de vivir siempre girando entorno a una imagen es algo extraño. Todo el mundo quiere mostrar una vida que en realidad no están viviendo", ha concluido.

Sensacine
Estrenos de cartelera
Bajo El Sol
Bajo El Sol