Ralph Fiennes: "El mensaje de 'Secretos de Estado' es que no puedes confiar en el Gobierno"

Actualizado 22/10/2019 14:59:14 CET
Cargando el vídeo....
Ralph Fiennes protagoniza Secretos de Estado - EONE

   MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Este viernes 25 de octubre llega a los cines 'Secretos de Estado', el filme protagonizado por Keira Knightley, Matt Smith y Ralph Fiennes y que relata un caso real: la historia de Katharine Gun (Knightley), la traductora del GCHQ (Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno Británico) que filtró un mail clasificado que instaba a espiar a miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para forzar una resolución que justificara la invasión de Irak por parte de fuerzas estadounidenses y británicas.

   Una película en la que el dos veces nominado al Oscar encarna al abogado Ben Emmerson, un hombre al que le "le gusta trabajar en casos difíciles" que de una forma u otra "siempre están relacionados con los derechos humanos", tal y como destaca el propio Fiennes en esta entrevista en primicia para los lectores de Europa Press.

   "A mi juicio, el mensaje que lanza la película es que no te puedes fiar de los Gobiernos, ni tampoco de los servicios secretos", proclama el actor británico que destaca cómo en esta tesitura "hay ciudadanos valientes que deciden actuar rompiendo un juramento de lealtad a su país" por algo que, en su opinión, "es el bien común enfrentándose así a la opinión pública que puede entender o no su motivación".

   "Que aceptemos su motivación, sus razones es complicado desde el punto de vista de la moral", afirma Fiennes que reconoce que no recordaba la historia concreta de la traductora Katharine Gun y su valiente determinación: "Recuerdo la guerra y cuánto nos preocupó. Participé en manifestaciones contra la guerra pero no recordaba nada de Gun".

ACTÚA MOVIDA POR SU CONCIENCIA

   Y es que, tal y como señalan algunos de los personajes de 'Secretos de Estado' y apunta el propio Fiennes, "si firmas un juramento de lealtad a los Servicios de Seguridad y lo rompes, pueden acusarte de traicionar a tu país" así que, con la ley en la mano "Katharine no es una santa". Pero por otro lado, recuerda el actor, ella actúa intentando evitar una guerra "que estaba siendo sospechosamente aprobada por nuestro Gobierno". "Ella actúa movida por su conciencia y el público querrá saber su podrá conseguirlo", afirma.

   En este sentido, el intérprete destaca el guión del filme, escrito por Gregory Bernstein, Sara Bernstein y el propio director, Gavin Hood, partiendo del libro de Marcia y Thomas Mitchell, y cómo muestra la "autenticidad de la historia" y "las presiones del Gobierno a las que Katharine tuvo que hacer frente".

Para leer más

Sensacine