San Sebastián | Xiaoshuai recorre 40 años de China con 'Hasta siempre, hijo mío'

Actualizado 24/09/2019 16:56:00 CET
Hasta siempre, hijo mío
Hasta siempre, hijo mío - AVALON

   SAN SEBASTIÁN, 23 Sep. (De la enviada especial de Europa Press, Mirian San Martín) -

   El director chino Wang Xiaoshuai recorre cuatro décadas de historia de su país con el drama 'Hasta siempre, hijo mío', una de las películas que completan la sección Perlas del Festival de San Sebastián y que se estrena este viernes 27 de septiembre en los cines españoles.

   "El dinero ha estado por encima de todo", ha señalado el cineasta este lunes el cineasta a Europa Press durante una entrevista, en la que ha destacado que las políticas de su país han estado marcadas por el progreso económico, sin tener en cuenta, muchas veces, las necesidades más humanas y familiares.

   Es el caso de la ley de hijo único, establecida a finales de los años 70 y que ha permanecido en vigor hasta 2015, según recuerda el director, que centra en estas consecuencias el relato de dos familias y cómo se adaptan a los cambios y sociales durante casi cuarenta años.

   En estas familias, que funcionan como microcosmos de la sociedad, Xiaoshuai se pregunta si ha de prevalecer la sociedad o los individuos, es decir, lo particular, cuando cree que, sin embargo, ambos conceptos "siempre han estado relacionados".

   Además, y en relación con los efectos de la política de hijo único, el cineasta ha señalado que a partir de entonces, la estructura familiar recaía sobre los hijos, únicos responsables del bienestar de sus padres y de sus familias, algo que cambió. "Si no está el hijo, ¿quién los cuida?", pregunta el director.

"REFLEXIONAR Y NO REPETIR"

   Xiaoshuai está convencido de que "cuando no se pone atención, se olvidan hechos históricos y tradiciones", por lo que ve importante "detenerse y ver qué ha sucedido en el pasado, reflexionar y no repetir, para de este modo lograr un futuro mejor".

   'Hasta siempre, hijo mío' está construida de modo desordenado, con "flashbacks" e imágenes que alteran el sentido lineal, una decisión que el director ha tomado para poder escoger lo que considera importante y "explicar mejor la historia". "El tiempo que puede utilizar una película es limitado y si tuviera que hablar de todo sería una telenovela y no una película", ha defendido.

   Sin embargo, a pesar de esta declaración, lo cierto es que Xiaoshuai destina 185 minutos de metraje para contar a través del drama las consecuencias de la política de hijo único y, especialmente, transmitírselo a las nuevas generaciones, ya que aquella política se desarrollo durante casi 40 años.

   'Hasta siempre, hijo mío' fue galardonada en la pasada edición de la Berlinale con el Oso de Plata a Mejor actriz y Mejor actor, en reconocimiento de las actuaciones de Yong Mei y Wang Jingchun, respectivamente. Para el director de la cinta, más allá de la sociedad y la política, la relación entre amigos, padres y e hijos es la misma. "Las emociones y la sensibilidad son iguales", ha dicho.

Sensacine