Actualizado 27/09/2018 15:52 CET

Las artes escénicas frenan su caída tras la crisis y la música digital tiende al crecimiento en 2017, según SGAE

La compañía Bambalina actúa esta semana en Teatro Arbolé
BAMBALINA/ARBOLÉ

MADRID, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

El sector de las artes escénicas en 2017 ha experimentado un "tímido" incremento respecto al año anterior del 1,2%, el primer crecimiento positivo que se registra en este campo desde 2008 con la llegada de la crisis. Sin embargo, el sector de la música grabada --sobre todo gracias a la música digital-- ha experimentado un crecimiento respecto al año anterior de un 17,5%.

Así se desprende del 'Anuario SGAE 2018 de las Artes Escénicas, Musicales y Audiovisuales' que ha presentado, este jueves 27 de septiembre en Madrid, el presidente de la entidad, José Fernández Sastrón, quien ha señalado que a nivel global los descensos "se paran" y se experimenta un "tímido crecimiento" que aún "no es suficiente".

En concreto, los datos reflejan que en las artes escénicas (teatro, danza y ópera y zarzuela) se ha producido un cambio de tendencia en los tres indicadores, y se ha comprobado que el número de representaciones ha crecido un 0,3%, la asistencia un 0,7% y la citada recaudación un 1,2%, un crecimiento que en cualquier caso se encuentra "bastante alejado de las cifras de 2008", según ha matizado el director de Desarrollo de la Fundación SGAE y autor del informe, Rubén Gutiérrez.

En este sentido, el teatro ha sido el que más peso ha tenido conformando el 93,5% de las representaciones de arte escénicas celebradas en 2017, y suponiendo una recaudación de 202 millones de euros.

En relación a la música grabada, y en concreto el mercado digital, los datos muestran que se mantiene una tendencia ascendente que en 2017 cuadruplica casi la cifra obtenida en 2008, y supera al mercado físico, concentrando el 65,8% del total.

En cuanto a la música clásica, Gutiérrez ha señalado que es un sector "que experimenta cambios menos variados" y muestra una cierta estabilidad que, por otro lado, tiene unas cifras por debajo "de la estabilidad que se encontraba antes de la crisis".

Así, el estudio muestra que se encuentran pérdidas en 2017 respecto a 2008 del 10% de la asistencia a conciertos y del 5,3% de la recaudación. En cualquier caso, durante el año 2017 el número de espectadores y la recaudación ha aumentado un 6,2% y 8,4%, respectivamente.

"El dato de la música clásica debería hacer reflexionar a las administraciones y habría que tomar decisiones. España tiene un mercado muy poco desarrollado en este sector. Su cultura musical es menor al de el resto de Europa", ha señalado por su parte Sastrón.

PÉRDIDAS EN EL CINE

Por su parte, el sector del cine en 2017 refleja pérdidas en relación con el año anterior en todos sus indicadores (pierde un 1,5% de las sesiones, el 2,2% de los espectadores y el 2,3% de la recaudación), unos resultados que implican un freno a la recuperación iniciada en 2014.

Si se comparan los resultados de cine de los años 2017 con 2008, se ha registrado un descenso del 21,9% en el número de sesiones, así como del 7,2% de los espectadores y del 4,9% de la recaudación, una caída que, según ha precisado Gutiérrez, se podría deber a la subida del IVA del cine al 21% (que se redujo al 10% a mediados de este año) así como a los cambios de consumo de los usuarios con las plataformas digitales, según el anuario.

En cuanto a la música popular -toda aquella que no sea clásica- el estudio revela que, analizando los datos de 2017 frente a los del 2016, se ve como la oferta de conciertos cae con un 0,4%. A pesar de esto, se encuentran subidas en el número de espectadores (un 4,9% más) y la recaudación (10,5% más) incluyendo cifras de macrofestivales. Sin embargo, este crecimiento sería del 4% en los espectadores, y del 4,4% en la recaudación si no se incluyeran estos eventos.

LOS MACROFESTIVALES, IMPRESCINDIBLES EN EL SECTOR MUSICAL

En esta línea, y comparando los datos de 2017 con los del año 2008, la recaudación, con las cifras de los macrofestivales, muestran una subida del 59,6%. Sin embargo, si se suprimieran las cifras de esos eventos, se encontraría un descenso del 5% de la recaudación.

Por lo tanto, Gutiérrez ha señalado que son los macrofestivales los que sostienen este mercado, debido no solo a "sus importantes cifras de asistencia" sino también a su proliferación en parte del territorio español y al incremento del precio de sus entradas. "Los macrofestivales están constituyendo una variable muy importante del desarrollo de este sector", ha indicado.

La media de consumo televisivo en España -sin incluir las plataformas de pago- en 2017 desciende 5 minutos respecto al año anterior, alcanzando los 225 minutos por persona. Sin embargo, los ingresos publicitarios han crecido un 1%, puesto que "sigue siendo un mercado atractivo para los publicistas".

En este punto, Gutiérrez ha recalcado que los mayores picos de visión de minutado se registraron en el punto más álgido de la crisis, revelando que el consumo televisión "supone otra manera de ocio alternativa al cine o el teatro, por ejemplo".

Por último, el sector del videojuego experimentó un incremento del 13,2% respecto al año anterior, una subida que se refleja en un crecimiento en los ingresos obtenidos por venta de consolas, videojuegos y accesorios.

Para leer más