Carlos Vermut asegura que 'Mantícora' "no humaniza la pedofilia": "Humaniza a un tipo con una enfermedad: la pedofilia"

El director Carlos Vermut posa durante una entrevista para Europa Press en los cines Renoir Princesa, a 22 de noviembre de 2022, en Madrid (España).
El director Carlos Vermut posa durante una entrevista para Europa Press en los cines Renoir Princesa, a 22 de noviembre de 2022, en Madrid (España). - Juan Barbosa - Europa Press
Publicado: martes, 29 noviembre 2022 14:19

   MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Carlos Vermut estrena el próximo 9 de diciembre su nueva película, 'Mantícora', en la que "normaliza a un monstruo", interpretado por el actor Nacho Sánchez, que vive atormentado por un secreto que trata de reprimir, y que ha supuesto que la crítica señale que el director humaniza la pedofilia.

   "No estaría bien decir que la película humaniza la pedofilia, trata de humanizar a un tipo que tiene una enfermedad, que es la pedofilia. Es algo distinto", ha aclarado, en declaraciones a Europa Press.

   El director ha profundizado acerca de esta idea y ha puesto de ejemplo la serie 'Narcos' o la serie 'Dahmer', ambas de Netflix. " Es como si yo digo que Dahmer quiere humanizar los asesinatos o las series de Pablo Escobar la droga. No tiene sentido", ha subrayado.

   En este sentido, ha añadido que su película plantea cómo Julián (Nacho Sánchez) se relaciona con el mundo y deja claro que 'Mantícora' no gira en torno a este personaje. "La película no trata sobre la pedofilia, toca un personaje que tiene esa condición y él se enfrenta a la sociedad y a la realidad desde esa condición", ha afirmado.

   Vermut ha destacado que la cinta puede servir de "cura de humildad" porque la sociedad "cada vez deshumaniza más al otro" y sugiere que "la gente no es mala por serlo". "Todos de algún modo tenemos nuestros secretos, maldades y oscuridades. Hasta un tipo así es también un humano", ha recalcado.

   "El público se puede acercar al monstruo y entender que cualquier persona, por monstruosa que sea, es un ser humano y me parece interesante esa cura de humildad. Todos podemos tener algo monstruoso y me parece que normalizar a una persona que parece un monstruo es interesante", ha apuntado.

"ME HUBIERA GUSTADO QUE FUESE MÁS FEA"

   Para él, esta es su mejor película de las cuatro que ha realizado porque se ajusta a lo que quería hacer desde sus comienzos y ha reconocido que le hubiera gustado que "fuese más fea". "Es precisa y misteriosa pero sin ser confusa. A nivel cinematográfico está elaborada en el sentido de planificación pero no busca que estés mirando los planos", ha detallado.

   "La película interpela directamente al público. Es arriesgada y creo que ha generado las reacciones que una película como esta puede generar. Me gusta pensar que a la gente que le gusta, le ha gustado mucho", ha indicado.

   Al respecto, ha desvelado que le gusta hacer un tipo de cine "que no entre dentro de lo convencional" y cree que es una cinta que "cada espectador se puede acercar a ella de una manera determinada". También ha revelado que la película tendrá un público objetivo determinado. "Aquella gente que le gusten las historias diferentes y retorcidas", ha indicado.

   Preguntado por su estilo propio cinematográfico, Carlos Vermut ha respondido que le gustan las historias con "deseos trágicos" y ha recordado que esos intereses nacieron desde que era un niño. "Nunca tengo detrás de mi un discurso de porqué quiero hacer películas con un componente trágico. Todo nace de un disfrute de la historia por la historia", ha sentenciado.