Actualizado 17/03/2009 17:16

"Un festín de buen teatro", invita el joven Chéjov

MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

El tándem formado por el director Gerardo Vera y el dramaturgo Juan Mayorga promete "un festín de buen teatro" de la mano de 'Platonov', de Anton Chéjov, nueva producción del Centro Dramático Nacional, en el 150 aniversario del nacimiento del autor ruso.

La adaptación del texto, que se representará en el Teatro María Guerrero desde el próximo jueves, corre a cargo de Mayorga, que ayer recibió el Premio Valle Inclán de Teatro, quien ha seguido las pautas de "fidelidad" al original y al espectador, con una reescritura "leal, desde el amor a Chéjov".

'Platonov', un texto poco conocido en España, es una coproducción con el Festival Internacional de Teatro Chéjov de Moscú. La obra, "una actuación colectiva", reúne a un elenco de 19 actores encabezado por Pere Arquillué, y en el que destacan, entre otros, Carmen Machi, Jordi Dauder, Mónica López o María Pastor.

Este montaje parte de una invitación del Festival Chéjov, que dio "carta blanca" para presentar algún texto del dramaturgo ruso. Vera no dudó en llamar a Mayorga, con el que tiene la "complicidad" suficiente para éste y próximos proyectos. "Pensamos en hacer una biografía de Chéjov pero ya rondaba por la cabeza del CDN 'Platonov', una obra que asustaba muchísimo", dijo Vera.

El original, de seis horas de duración, se ha dejado en un texto de dos horas y 40 minutos. "No es un trabajo modernizado y se nutre de las experiencias actuales", dijo Vera, destacando que sólo han cortado las alas "a lo costumbrista y al melodrama".

"UNA OBRA MAESTRA"

Mayorga consideró que 'Platonov', "una obra maestra", es, "incluso, más importante" que sus anteriores colaboraciones con Vera, 'Divinas palabras', 'Enemigos del pueblo' o 'Rey Lear', por la "madurez" del director para escoger al reparto, que construye "una voz colectiva". "Es una obra que seguirá montándose en escena dentro de 100 o 200 años", consideró Mayorga, que comparó el texto de Chéjov con los de los autores griegos o Calderón.

'Platonov' cuenta con un "feroz protagonista", al que da vida en escena Arquillué. "Se compara con 'Don Juan' o con 'Hamlet', pero Platonov no siente respeto por nadie. Es un desenmascarado enfurecido, sin proyecto ni utopía, con un carácter destructivo", explicó Mayorga, que aseguró que el montaje será "un festín de buen teatro".

"No es el Don Juan ruso", consideró Vera, quien ve que el clásico español tiene algo de "lúdico", mientras que Platonov "sabe que tiene fecha de caducidad y es consciente de su maldición". "Le duele la vida", agregó. Arquillué, para quien Chéjov es "un autor universal, para mí es la luz", desveló que le fue "difícil atacar" a este personaje, que es el protagonista de "una obra coral". Quiso romper una lanza a favor de este personaje, del que dijo que, además, "tiene humanidad, amor por los otros, es emocional", por lo que le ha permitido "un juego entre las dos partes que habitan en Platonov".

"CARICIAS Y PUÑETAZOS"

"Es una obra de caricias y puñetazos, sin paso intermedio", prosiguió el actor, sobre un personaje que, como al resto, "se ama y se odia" a partes iguales. "Platonov pone a todos contra las cuerdas, pero se pone a él primero. Tiene generosidad", apuntó Vera.

Para Jordi Dauder, en los ensayos de 'Platonov' se han dado los dos ingredientes imprescindibles del teatro: "complicidad y pasión". "Hay desmesura en 'Platonov'", consideró el actor, al ser un texto de "madurez" del autor ruso, pese a su juventud (lo escribió con 21 años). 'Platonov', además de una parte emocional, tiene otra social, con una "representación de la incertidumbre de la época". "Una modernidad apabullante" con un fiel retrato de la sociedad rusa de finales del siglo XIX. Es un fresco donde aparecen todos y cada uno de los prototipos sociales y culturales, seres humanos que se devoran unos a otros.