Galeristas en ARCO, entre el pesimismo y la expectación ante la tibia modificación del IVA en el arte

Publicado 18/02/2014 21:17:38CET

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

La 33º edición de ARCOmadrid que da este miércoles su pistoletazo de salida cuenta con un pequeño aliciente para los galeristas, una rebaja en el IVA que si bien mejora levemente el panorama de compraventa de arte nacional actual, no es el esperado, ni mucho menos el deseado, por los profesionales del arte.

La reducción del 21 al 10 por ciento el IVA de la primera compraventa de objetos de arte suscito varias dudas desde que la medida fue anunciada por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Según ha explicado el director de ARCOmadrid, Carlos Urroz, en declaraciones a Europa Press, ahora el IVA vuelve a ser como era antes de que subiera: "Hay una parte del artista (IVA reducido, 10%) y una parte de la reventa (tipo normal, 21%). Antes de crisis ya existía el IVA reducido que las galerías que venden artistas vivos pueden aplicar, lo que significa que en vez de aplicar un 21 por ciento aplican un 15 por ciento, dado que compensan el IVA de la galería y el IVA del artista".

Esta solución no parece suficiente para todo el mundo. Ese es el caso para la galerista Helga de Alvear, quien se muestra pesimista respecto a este gesto del Gobierno y que asegura que esta medida no permite a los galeristas españoles ser "más competitivos". "En el fondo es igual que antes. Somos adictos al arte y nos gusta la cultura, eso es lo más importante para un país, junto a la educación", destaca.

Por su parte, Alberto de Juan, director de la galería Max Estrella y presidente del Consorcio de Galerías, aunque celebra que el IVA haya bajado unos cinco o seis puntos porcentuales, algo que "está muy bien" en comparación con el techo que tenía, lamenta que sigue estando muy lejos de nuevo de otros países europeos. "Consideramos que el camino está por hacer", recalca en declaraciones a Europa Press.

Asimismo, ha destacado que también se ha reducido al 10 por ciento el IVA de importación, aunque lamenta que aún existe un "desbarajuste" a nivel europeo, ya que sigue habiendo países como Francia o Reino Unido que tienen un cinco o cinco y medio por ciento de impuesto de importación.

"OFENSA Y MALTRATO" A LOS GALERISTAS

Juana de Aizpuru, galerista y directora de la feria entre 1982 y 1986, ha destacado también en declaraciones a este medio haberse sentido "ofendida" respecto a la tibia bajada del IVA porque considera que "no ha habido un reconocimiento" hacia la labor de lo que ha sido su trabajo.

"Me he sentido maltratada", afirma De Aizpuru, quien reivindica que los galeristas son "representantes de artistas", no meros revendedores. "No compramos para vender, sino que representamos al artista", explica.

"Cuando nosotros vendemos la obra, somos los primeros en introducirlas en el mercado del arte. No hemos tenido un reconocimiento", señala, aunque al menos se siente aliviada por el punto común al que se puede llegar al aunar el IVA de la parte que vende el artista (10%) y la del galerista (21%), lo que permite que el porcentaje total se encuentre aproximadamente en el 15 por ciento.

No obstante, cree que el ánimo de los coleccionistas y los clientes ya tienen ganas de olvidar "esta época tan lastimera", en la que todo el mundo está "deprimido y de mal humor". "El pueblo llano hemos notado aún poco los cambios, pero la gente tiene más ilusión, y eso se nota. Este ARCO va a ser el de la ilusión, el de la normalidad", señala.

Según explica, esta feria se creó con un marcado acento cultural en un momento en el que había un desconocimiento total de las tendencias actuales, un espíritu que se mantiene y que ha mutado en cierto modo para conseguir ampliar el número de seguidores del arte.