Actualizado 25/11/2022 12:10

Leticia Ruiz, directora de la Galería de Colecciones Reales, quiere que España "saque pecho" en Europa: "Vamos en fecha"

Cómoda de Carlos III, primera pieza presentada que fromará parte de la futura Galería de Colecciones Reales
Cómoda de Carlos III, primera pieza presentada que fromará parte de la futura Galería de Colecciones Reales - PARTRIMONIO NACIONAL

   Patrimonio Nacional recupera para el futuro museo la Cómoda de Carlos III, la 'Mona Lisa' de la ebanisetería

   MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La directora de la Galería de Colecciones Reales, Leticia Ruiz, se ha mostrado convencida de que llegarán a tiempo para inaugurar las instalaciones en la primavera-verano de 2023, como avanzó este jueves el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, con el objetivo de que esté operativa durante la presidencia Española de la UE en el segundo semestre del próximo año.

   "Vamos en fecha, en principio trabajamos para el verano del año que viene, estamos trabajando para que sea así, completamente convencidos y para cumplir los plazos, y el valor es un valor simbólico y muy importante porque esta es la infraestructura cultural mas importante que puede presentar ahora mismo cualquier gobierno europeo y España, sin duda ninguna, realizada en los últimos años. Es muy importante que saquemos pecho y mostremos algo tan fundamental de nuestra cultura", ha señalado.

   Así lo ha puesto de manifiesto en una entrevista con Europa Press con motivo de la presentación por parte de Patrimonio Nacional de la Cómoda de Carlos III, recuperada para la futura galería y que se expone desde este jueves en el Palacio Real.

   "Presentar hoy la cómoda Gasparini, es presentar una verdadera y completa obra de arte que significa mucho de todos los trabajos que estamos llevando a cabo desde hace años para poder presentar uno de los mejores museos que va a tener España, y en ese sentido es mostrar una pieza de primer orden --ha añadido la directora de la galería--. Además, presentarla es llamar la atención de que la gran historia del arte no son solamente pinturas o esculturas, son también piezas de mobiliario de esta potencia cultural artística tan importante".

   Concretamente, la historia de esta cómoda empieza en 1759 con la llegada de Carlos III al Palacio Real de Madrid, quién encargó la decoración de sus habitaciones privadas a Mattia Gasparini. El pintor italiano diseñó, en estilo rococó, un amplio conjunto de piezas de mobiliario, entre las que destacan seis cómodas, un escritorio de tambor y un sillón.

   "Para ejecutar todos estos muebles se crea un taller de ebanistas alemanes, en cuya cabeza estaba el ebanista Jose Canops, un ebanista alemán, que realiza estos muebles en su taller utilizando los mejores materiales, esto es muy importante porque eran las maderas finas, traídas de Indias, las maderas de América, con una técnica exquisita que ha dado lugar a estos muebles" ha señalado el conservador de Mobiliario de Patrimonio Nacional, Mario Mateos, en una entrevista con Europa Press.

   Según Patrimonio Nacional, la Cómoda está fabricada con maderas finas de Indias, como el ébano, el palosanto o el limoncillo, y lleva incrustaciones en bronce y latón. Asimismo, su ornamentación tiene como protagonista a la peonía, flor relacionada en el ámbito real chino con la nobleza, el honor y la fuerza imperial. "Gracias a la gran calidad de los materiales empleados la cómoda ha permanecido casi intacta hasta hoy", ha señalado el conservador.

   Además, ha señalado que, por la técnica, es una pieza "única". "Es inigualable, no existe otra parecida en el mundo aparte de sus gemelas, es un reflejo perfecto de ebanistería cortesana española de finales del siglo XVIII y es única porque ha pertenecido al Rey Carlos III y porque esta construida con los mejores materiales, con los mejores técnicas y con unos elementos decorativos excepcionales", ha completado Mateos.

   Los muebles del despacho de Carlos III fueron retirados de su ubicación original a finales del siglo XVIII, lo que dio lugar a la separación del conjunto de las cuatro cómodas realizadas por Gaparini y que, tras más de un siglo sin documentación sobre su paradero, en 2019 Patrimonio Nacional adquirió la cómoda de estilo Rococó desaparecida por 400.000 euros en una subasta de la casa Christie's, en Nueva York. "Faltan algunas piezas que están todavía en el mercado, pero bueno las cómodas conseguimos reunirlas todas", ha afirmado Mateos.

   El responsable de la restauración de la cómoda, realizada en los talleres del Palacio Real de Madrid ha sido el ebanista Miguel Ángel Ortega. El restaurador define la pieza como "la Mona Lisa de la ebanistería" y asegura que ha sido un reto "por su gran complejidad". "El gran volumen de trabajo ha estado en el asentamiento de los elementos decorativos --ha destacado Ortega a Europa Press--. Para devolver la cómoda a su esplendor original se han empleado los mismos materiales y técnicas utilizadas en el siglo XVIII".

   Según el responsable de restauración, la cómoda "es una obra maestra al cuadrado" porque la ejecución de la pieza es "muy compleja", ya que abarca todas las técnicas de ebanistería desde tallas sobre ébano, marquetería, grabadores, barnizadores, y sobre todo el chapeado, que tiene "un grueso bastante mas importante de lo que suele ser normal".

   Respecto a la posibilidad de recibir ataques de los activistas climáticos, el conservador ha respondido que, aunque de momento la galería esté cerrada, es muy difícil controlar los ataques en una sala en un palacio.

   "Con todas las personas que entran y la cantidad de obras que se exponen en un palacio, no hay que olvidar que un museo tiene muchas obras expuestas, pero un palacio, desde las paredes hasta las alfombras del suelo son susceptibles de sufrir cualquier daño", ha añadido Mateos.

   La cómoda estará expuesta desde este jueves en el Salón de Estucos del Palacio Real de Madrid y será trasladada a la galería de las colecciones reales para la apertura del museo en primavera-verano de 2023.

   El conservador de Mobiliario de Patrimonio Nacional ha querido transmitir al público "la importancia que tiene las artes decorativas y el mobiliario en el arte" y recordar que en otros países como Francia lo valoran "muchísimo más" que en España. En este sentido, espera que las personas vayan a ver la cómoda como una obra de arte propia en si misma.

Contador

Más información