Publicado 20/04/2022 15:59

La Biblioteca Nacional expone su incunable más antiguo, el 'Catholicon', para homenajear la llegada de la imprenta

Imagen del 'Catholicon'
Imagen del 'Catholicon' - BNE

   MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La Biblioteca Nacional de España conmemora en la exposición 'Incunabula' los 550 años de la llegada a España de la imprenta, el invento de Gutenberg que introdujo la modernidad a mediados del siglo XV, mostrando entre otras piezas su incunable más antiguo conservado, el 'Catholicon', de Johannes Balbus.

   La muestra expone 21 ejemplares entre los que destacan este incunable, impreso en 1460 en Maguncia y atribuido a Gutenberg. También está el libro xilográfico 'Biblia pauperum' (c. 1440-1450) o algunos de los primeros que incluyen ilustraciones y adornos, como el 'Fasciculum temporum' (Sevilla, 1480), el primer libro español con grabados o el mapamundi de la Cosmographia de Pomponio Mela (Salamanca, 1498).

   Asimismo se exhibe el primer libro que reproduce música: 'Lux bella seu Artis cantus' (Sevilla, 1492). Según explica la comisaria de la muestra, María José Rucio, "la música fue muy compleja de trasladar a la imprenta y al principio las primeras notas se hacían a mano, como las iniciales iluminadas, hasta que se mejoraron los tipos".

   Tras algo más de dos décadas desde su invención, la imprenta llegará a España de la mano de impresores alemanes que previamente habían arribado en Francia o Italia. Conforme a los testimonios conservados, el primer taller se instala en Segovia, hacia 1472, pero en apenas unos meses --ya en 1473-- se abrirán talleres en Barcelona, Valencia y Sevilla.

   La imprenta segoviana fue la de Juan Párix de Heidelberg y el primer libro salido de ella es el Sinodal de Aguilafuente, actas del sínodo celebrado en esta villa a principios de junio de 1472, siendo hasta el momento el primer libro impreso en España y en español. Tan solo se conserva un ejemplar en el mundo, en la Catedral de Segovia, que es el que ahora se expone en la BNE.

    "'Incunabula' es una exposición excepcional por muchos motivos. No sólo por la singularidad de los ejemplares que se exponen, alguno de ellos único en el mundo, sino porque muestra también la riqueza de la colección de incunables de la BNE, la colección más importante del país, unos 3.200 ejemplares, donde están representadas las principales imprentas españolas y la mayor parte de las imprentas europeas", ha señalado la directora de la institución, Ana Santos.

   "'Incunabula' refleja la variedad de este tipo de impresos que, en un primer lugar, copiaban a los manuscritos pero en seguida contribuyeron a la comunicación de todos los saberes, religioso, jurídico, científico, marcando una nueva etapa en la difusión del conocimiento en nuestro país", ha añadido Santos.

   'Incunabula' ha sido comisariada por María José Rucio, Jefa de Servicio de Manuscritos e Incunables de la BNE, y Fermín de los Reyes, doctor en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid, profesor en la Facultad de Ciencias de la Documentación, especializado en Bibliografía, Historia del libro y Patrimonio bibliográfico.

   "La imprenta surge por necesidad, en un momento histórico en el que las universidades ya están completamente asentadas y la difusión de los textos se multiplica", ha explicado Rucio. "Esa difusión masiva exige que haya cada vez menos errores porque no olvidemos que, al principio, eran textos copiados por los estudiantes y se hizo necesario que las copias múltiples se abarataran y permitieran respetar la integridad de la obra que propio autor había hecho", ha añadido la comisaria.

660934.1.260.149.20220420155914
Vídeo de la noticia
Contador

Más información