Carlos Santos realiza "un ejercicio de memoria colectiva" en '333 historias de la Transición'

Actualizado 27/09/2015 13:01:12 CET

MADRID, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El periodista y escritor Carlos Santos ha realizado "un ejercicio de memoria colectiva" en su última novela, '333 historias de la Transición' (Editorial La Esfera de los Libros) en la que analiza un periodo que, como describe a Europa Press, "no se hizo en los despachos sino en los bares, las calles, los talleres, las camas y los altares".

   Así, a juicio de Santos, la Transición "no fue sólo un proceso político sino, sobre todo, cultural, sentimental y social" por lo que ha recurrido a historias contadas por ciudadanos para articular un libro que responde "al interés que en este momento está suscitando lo que fue la transición de la dictadura a la democracia en España". "Hay un repunte de interés e incluso polémica sobre cómo sucedieron las cosas y eso es lo que ha propiciado esta novela", ha indicado el periodista.

   Además, ha añadido que pretende que "personas que no conocieron este proceso por razones de edad lo conozcan", aunque ha matizado que "no busca dar doctrina al respecto pero sí hacer un ejercicio de memoria colectiva sobre este periodo precioso de la historia reciente".

   "Mi sueño es que estas historias las entiendan personas que no lo vivieron", ha apostillado, por lo que ha revelado que le haría "ilusión" que estas generaciones se acerquen a su novela para "entender mejor al país y a su gente". "Lo que más me pone de esta aventura es verme en el espejo de la gente que ahora mismo está preocupada por el presente y el futuro pero que no conoce el pasado", ha precisado.

   El autor ha insistido en que ha querido "reconstruir ese paisaje humano", por lo que el libro "no sólo se refiere al transito económico y político sino también al social, sentimental, cultural y de todo tipo, en el que intervinieron muchas miles de personas", pues en su opinión, fue un periodo "muy duradero, de unos 15 ó 20 años de evolución de una sociedad".

   "No fue nada fácil pero tenía un denominador común en personas muy diferentes, que tenían ideas e intereses muy diferentes: había un sentido de lo colectivo, de la historia y del futuro. Mucha gente coincidió en hacer cosas para que este país fuera mejor. A veces somos capaces de hacer cosas juntos", ha destacado.

   Por todo ello, ha indicado que no quiere que esta novela sea "otro libro sobre la Transición". "Creo que he hecho un libro diferente, con escenas, como si fuera una especie de álbum de fotos que no está contado desde el poder sino desde la calle", ha aseverado.

   En este punto, Santos ha especificado que tuvo "la fortuna" de conocer a personajes históricos como Carrillo, Suárez o Fraga. "Con todos tuve relación y los conocí, y a algunos los traté mucho, pero no es un libro de periodistas y políticos, sino contado desde la calle", ha reiterado.

   Por ello, en lugar de recurrir a fuentes tradicionales --notas de aquel periodo o personas que conoce, ya que lleva más de 35 años dedicado al periodismo político--, Santos ha tomado las historias de algo más de 50 personas con las que tiene "lazos afectivos", de entre 45 y 60 años "más o menos" que vivieron "aquello cada uno desde su sitio".

"NO ES UN LIBRO DE ENTREVISTAS"

   "Yo no quería que ese periodo dependiera sólo de mi memoria, sino que he contrastado mi memoria con la de todas ellas, para que me cuenten las cosas tal y como lo vivieron, y me dejen que las utilice. Digamos que he abusado de la memoria de mis amigos para avivar mi propia memoria a la hora de fijar mis 333 historias", ha bromeado.

   En cualquier caso, Santos ha señalado que "no es un libro de entrevistas, sino que es como un álbum de fotos, un 'collage' de sus fotos y las mías, en el que todo lo que se cuenta es verídico".

   El periodista ha señalado que ha aprendido "mucho" con la reconstrucción de este período aunque ha añadido que "no es dado a la nostalgia". "Lo que me interesa es el presente y tengo curiosidad por el futuro. Por el pasado no tengo curiosidad", ha reconocido.

   Por último, preguntado sobre la situación actual que se vive en España, el periodista ve "saludable y positivo que una sociedad esté en continúa transición para asumir su nueva realidad". Por ello, ha reiterado que "no le dan miedo las transiciones" pero ha aseverado que la transición que se haga en España "no se podrá hacer con prisa".