Publicado 26/02/2021 14:55CET

El confinamiento aumenta los lectores en España, a pesar de que un 36% de personas no lea nunca, según barómetro

Un trabajador coloca libros en una librería en La Rioja
Un trabajador coloca libros en una librería en La Rioja - Alberto Ruiz - Europa Press

   MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El 68,8% de los españoles mayores de 14 años ha leído libros a lo largo de 2020 --tres décimas por encima de los resultados del año anterior--, en un año que ha supuesto un aumento de las lecturas gracias al confinamiento, pero en el que un 36% de españoles admite no leer nunca, según conclusiones del Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros.

   Este estudio, elaborado para la FGEE, con el patrocinio de CEDRO y en colaboración con el Ministerio de Cultura y Deporte, ha resaltado que un 64% tiene la lectura como una actividad de ocio en su tiempo libre (ifra que ha registrado un mayor crecimiento este año), mientras que un 23,1% lee por trabajo o estudios.

   Además, el porcentaje de lectores de libros que leen al menos una vez a la semana ha alcanzado el 52,7%, en 2020 y ha llegado a un máximo histórico del 57% durante el confinamiento, tal y como refleja el Barómetro, que ha hecho especial incidencia en los meses de marzo a mayo tras declararse el Estado de Alarma por la pandemia.

   "El año 2020 ha sido muy largo, muy duro y muy difícil en donde el libro ha tenido un papel muy relevante para ciudadanos. Vamos a cumplir un año del confinamiento y nuestra vida ha cambiado radicalmente y también los hábitos de consumo: el libro ha sido durante 2020 un faro que ha permitido a mucha gente resistir", ha señalado el presidente en funciones de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), Patrici Tixis.

   Así, el tiempo dedicado a la lectura también se ha incrementado, pasando de 6 horas y 55 minutos antes del confinamiento a 7 horas y 25 minutos, a finales de 2020. Durante el confinamiento alcanzó las 8 horas y 25 minutos semanales. Al 81% de los lectores, la lectura les ha ayudado a "llevar mejor la situación durante el confinamiento".

   Por el contrario, Tixis ha hecho alusión a la cifra de no lectores, que pese a ser cada año más baja "hace falta que sea más acelerada sobre todo para compararse con los vecinos europeos". "Somos una gran potencia editorial, pero no somos la potencia lectora que nos correspondería ser por industria cultural", ha admitido.

   El incremento en el número de lectores por ocio en tiempo libre ha sido generalizado en todas las comunidades autónomas --Cataluña y Andalucía han sido las que mayor incremento han registrado con 2,3 puntos--. Por el contrario, el estudio pone de relieve que continúa una 'brecha lectora' entre las comunidades que más leen --Madrid, Cataluña, País Vasco o Navarra-- y las que menos --Extremadura, Canarias, Andalucía o Castilla La-Mancha--.

   Además, más de la mitad de los españoles han comprado libros (no de texto) en 2020, un 1,3% más que en 2019. La librería tradicional se mantiene como principal canal para la compra y crece en 2020. También se ha incrementado la proporción de quienes pagan por los libros electrónicos (39,8%), pero la mayoría sigue descargándoselos gratuitamente.

   El barómetro ha puesto de relieve que la lectura en niños es generalizada, pero se ha registrado una caída de casi 10% en los hogares donde se les lee a los menores de 6 años. A partir de los 15 años se reduce notablemente la proporción de lectores frecuentes en tiempo libre.

   El estudio asegura que la lectura de libros en formato digital sigue creciendo, el 30,3% de los españoles mayores de catorce años leen en este formato, al menos una vez al trimestre. Sin embargo, por el confinamiento y las restricciones de movilidad, desciende al 23,2% el porcentaje de población que fue a la biblioteca.

   "La lectura es un pilar fundamental de la cultura y promoverla debe ser un esfuerzo de país", ha asegurado el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, quien ha adelantado que ya se trabaja en un "diálogo con las administraciones públicas y la ciudadanía" para desarrollar el Plan de Fomento de la Lectura 21/24.

   Por último, preguntado respecto a la salud editorial, Tixis ha reconocido que para la industria del libro ha ido "mejor de lo que se podía esperar" por la pandemia, si bien la caída del mercado latinoamericano ha hecho saltar las alarmas. "Hay que seguir remando y pasar esta travesía en el desierto", ha concluido.