Actualizado 17/05/2016 15:15

Svletana Alexievich, premio Nobel de Literatura: "Todos los que tienen cerebro intentan salir de Rusia"

Coloquio con la premio Nobel de Literatura Svletana Alexievich
EUROPA PRESS

   MADRID, 17 May. (EUROPA PRESS) -

La última premio Nobel de Literatura, Svletana Alexievich, ha criticado este martes 17 de mayo al régimen del dirigente ruso Vladimir Putin, asegurando que "la gente que tiene cerebro" está intentando salir de ese país.

"Todas las embajadas extranjeras están llenas, la gente sabe que Putin ha apostado por el hombre oscuro", ha señalado la escritora en un debate organizado por el Aspen Institute de Madrid y en el que también ha participado la corresponsal de 'El País' en Moscú, Pilar Bonet.

Alexievich ha señalado que sus libros tratan de explicar el "interior de cada uno" de los ciudadanos rusos. "Ahora todo el mundo habla de Putin, pero no se trata de él ni de sus visiones ni de su complejo de inferioridad: en muchas personas hay un Putin pequeño que forman un colectivo", ha alertado.

En este sentido, ha relatado cómo en una reciente visita a Siberia se dio cuenta de ese pensamiento dirigido a "salvar a la gran Rusia". "Te puedes volver loco de lo que oyes hablar a la gente, creen que hay que liberar a Europa de la cultura gay y puede ser el único problema que les preocupa", ha resaltado.

La reportera no ha responsabilizado entre los líderes únicamente a Putin, sino también a sus predecesores. "Gorbachov, Yeltsin y otros intelectuales hicieron la revolución, pero a la larga se vio que no se entendía muy bien lo que era la libertad. De hecho, Yeltsin se convirtió en un zar", ha criticado.

La autora de 'La guerra no tiene rostro de mujer' (Debate) ha avisado de que en Rusia no "se estaba preparado para el capitalismo" y de ahí que las nuevas generaciones no "soporten ver a alguien rico y el resto pobre". "La filosofía igualitarista es muy fuerte entre los jóvenes", ha reiterado.

En esta misma línea, ha afirmado que en este país "existe más gente derrotada que exitosa", con grandes fortunas que pueden desaparecer en un día. "Alguien con una fortuna de 1.000 millones de dólares puede ser presidiario al día siguiente, por eso sacan el dinero de ahí, no se creen lo que pasa en Rusia", ha añadido.

Asimismo, ha señalado la complicidad con el régimen de la actual élite intelectual rusa, todos ellos incluidos en la figura de 'persona de confianza del presidente'. "Uno no quiere que le quiten el teatro, el otro que se vean perjudicados los negocios de su hijo... ahora la gente tiene mucho que perder, antes solo las ideas", ha lamentado.

RUSIA Y LOS PREMIOS NOBEL

Respecto a cómo se ha recibido la concesión del premio Nobel en Rusia, ha asegurado haber sido acusada de "calumniar al pueblo ruso". "Pero es normal esa reacción, porque en este país no ha habido ni un solo premio aceptado por el pueblo salvo el de Sholojov", ha apuntado.

Alexievich, que ha publicado cinco libros con más de 200 traducciones, ha defendido que su obra se engloba dentro de la literatura y no del periodismo. "Es un nuevo género que yo llamo 'literatura de voces', que ya apuntaba, por ejemplo, Kapucinski. Me dedico a la literatura pero dentro de un género al que no estamos acostumbrados", ha indicado.

Así, ha incidido en que su objetivo es el de "ver aquello que la gran Historia suele omitir: los sentimientos humanos". En este proceso, deja espacio a todos los protagonistas y testigos, aún a pesar de que no esté de acuerdo con sus ideas. "Uno de mis grandes maestros fue Dostoievski, quien decía que todo el mundo grita su verdad", ha subrayado.

EL DESASTRE DE CHERNÓBIL

Alexievich ha sido preguntada también por otro de sus libros, 'Voces de Chernóbil', lamentando que "nada haya cambiado" desde el trágico accidente nuclear. "No se ha sacado ninguna lección porque no hay enemigo al que disparar, la guerra ha sido siempre la medida del terror y en este caso no ves ni sientes nada, por lo que no se puede comprender", ha destacado.

La anécdota de la jornada se ha producido en el coloquio posterior, donde ha participado la exdiputada socialista Irene Lozano, quien ha asegurado que la lectura de 'La guerra no tiene rostro de mujer' le "conmovió" y ha cuestionado a la autora por cómo su labor literaria puede ayudar a la gente a vivir.