Actualizado 26/02/2009 18:57:41 +00:00 CET

Un verso de los Sex Pistols, nuevo libro de Clara Usón

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

Clara Usón (Barcelona, 1961) vuelve a la literatura con 'Corazón de napalm' (Seix Barral) un libro cuyo título ha inspirado un verso del grupo punk británico Sex Pistols. La obra intercala las trayectorias de dos personajes, un adolescente en los años ochenta y una pintora en el siglo XXI, que se encontrarán al final.

El libro, el quinto de Usón, ha sido galardonado con el Premio Biblioteca Breve 2009 y está centrado en el drama de Fede, que acaba de cumplir trece años y decide abandonar a su padre y a su madrastra en Santander para buscar a su madre, desaparecida hace un año. "No es exactamente un Edipo moderno, pero su familia atípica dificulta su superación a este sentimiento relativamente común", explica la autora.

Los jóvenes padres de Fede son "prototipos de la generación de los 80". "Yo formé parte de esta generación, que no estaba politizada, era hedonista y sólo quería divertirse", detalla la autora, que bromea: "Sin embargo, aquel amigo que tenía el pelo verde hoy trabaja en un banco y está calvo". "Nos convertimos en ciudadanos respetables, con hijos e hipotecas, e incluso llegamos al poder. Tenemos un presidente que era joven en los años 80", añade.

El título del libro hace una referencia a un verso de una canción del grupo punk Sex Pistols, que habla de un chico olvidado, con corazón de napalm listo para destruir. Fan de Sid Vicious, el personaje de Fede crea su propia interpretación del mundo para sobrevivir a la drogadicción y promiscuidad de sus padres. "Los papeles se invierten, él es el que tiene que cuidarles", explica la autora.

La escritora recuerda que la actual generación, "que alarga la juventud hasta los 35 años", es heredera de la suya. "Nosotros inauguramos este estilo de vida", asume Usón, que señala que el problema de drogadicción, que vivió de cerca, vuelve a sus páginas tras haber sido retratado en su anterior libro, 'Perseguidoras' (2006). "Con esta obra espero cerrar el tema", señala, "pero es algo que sigue presente y, sin querer parecer moralista, quería decir que eso puede suceder a cualquiera".

"Las 'yonquis' también son madres", sentencia Usón, que añade que "las familias atípicas tienen la paradoja de que los vínculos sentimentales pueden exacerbarse". Alternada a la historia de Fede, entra la trayectoria de la treintañera Marta, una desconocida pintora vallisoletana que intenta tener éxito en Barcelona durante los años 2006 y 2007 con la idea de hacer "versiones" de pinturas famosas.

"Vivimos una burbuja artística, en una época en la que las obras de arte son productos. Quería abrir esta discusión ya que en el siglo XXI todos somos vendedores. Yo vendo palabras", apunta la autora.