Green Day cambia de color la Plaza de España de Sevilla

Actualizado 03/11/2019 11:54:54 CET
La Plaza de España de Sevilla durante el concierto de Green Day en el concierto de MTV
La Plaza de España de Sevilla durante el concierto de Green Day en el concierto de MTV - MTV

SEVILLA, 2 Nov. (Del enviado especial de EUROPA PRESS, David Gallardo) -

La Plaza de España de Sevilla. Tan monumental, tan de pasear en calesa, tan de la guerra de las galaxias, tan visita obligada. Y en la noche de este sábado otoñal, tan verde, tan MTV, tan epicentro de la cultura pop.

Desde primera hora de la mañana, además, pues la cola daba la vuelta al parque de María Luisa mucho antes del religioso aperitivo sevillano. La ocasión lo merecía, pues las 10.000 entradas a 10 euros se evaporaron como si nunca hubieran estado disponibles -y al entrar, tediosas colas interminables que impidieron a centenares ver a León Benavente, encargados de darle al play antes de las siete-.

En semejante emplazamiento reinó el punk de estadio para todos los públicos. Y no se esconden Green Day, pues antes de salir caldean con Queen y los Ramones. Es obvio que están exactamente en medio, pues además Billie Joe Armstrong (47 años) quiere ser exactamente ese nexo. Y le sale bastante bien.

No tocan 'Dookie' esta vez como en La Riviera madrileña y ni falta que les hace. A piñón con 'Minority', la energía loca de 'Revolution radio' y luego ese nuevo single que es 'Father of all' y que pretende y consigue entroncar con todo lo que aquella vez fueron Green Day.

Algo no estaba bien, en cualquier caso, porque Billie Joe ordenó repetir 'Basket case'. De manera que ración doble de la más famosa se llevó Sevilla y eso siempre es tan raro como bien recibido. Para cuando 'Know your enemy' reventó ya estaba todo perfectamente bien, en cualquier caso.

'Bang bang' revienta y 'Longview' se la canta un niño canijo que ha tenido la noche de su vida. Billie Joe mientras tanto, que si "Viva España", que si "oe oe oe", inasequible al desaliento. Loable, indiscutiblemente. Con las torres de la Plaza de España a ambos lados, lógico resulta que se venga arriba. El lugar abruma de bonito.

No tocan 'Dookie' entero pero cae 'She', a la que sigue 'When I come around'. Hay un rollo sesentero recuperando 'Shout' y tiempo para el mismo bis de La riviera con el trallazo 'American idiot' y la ópera rock rollo The Who que de alguna manera es 'Jesus of Suburbia'.

Cuando parecía que ya llegaba el sereno, hubo conexión acústica con 'Good riddance' y luego auténtico despelote con 'St Jimmy' para chapar el garito. Repleto al fin, sobrepasado al fin, desparramado al fin. Era lo prometido y así ocurrió con todas las consecuencias.

LEÓN BENAVENTE Y TE STRUTS

Antes de desenfreno capitular de Green Day, por el majestuoso escenario de la Plaza de España pasaron los españoles León Benavente, que se hicieron con todo por la cara, aunque ni de lejos fuera su público. Luego, The Struts, impregnaron del mejor glam rock al personal.

El fiestón que este sábado ha cambiado el color de la Plaza de España ha servido como aperitivo de los premios MTV EMAs, que se entregan este domingo en el FIBES de la capital hispalense.

Con Ariana Grande como máxima favorita, en el escenario brillará toda una constelación de estrellas que incluye a Liam Gallagher, Rosalía, Halsey, Becky G -presentadora, además-, Akon o Ava Max, entre otras muchas. Un domingo de blanca luz cegadora tras un sábado de lo más verde. Un rotundo día verde.

Para leer más