Publicado 21/04/2021 14:44CET

La música en vivo sufre "una debacle insólita" en 2020 en España: caen un 63% los ingresos por venta de entradas

El grupo español de indie rock e indie pop, Love of Lesbian, durante su concierto en el Palau de Sant Jordi, en Barcelona
El grupo español de indie rock e indie pop, Love of Lesbian, durante su concierto en el Palau de Sant Jordi, en Barcelona - Pau Venteo - Europa Press

   MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La música en directo en 2020 en España ha sufrido "una debacle insólita" el año de la pandemia de coronavirus, con una caída del 63,7% en los ingresos por venta de entradas, según datos del Anuario de la música en vivo, publicado por la Asociación de Promotores Musicales (APM).

   Así, los 382,5 millones de euros recaudados en 2019 por venta de entradas se han convertido en 138,5 millones en 2020. Esta disminución deja al sector en unas cifras similares a los niveles de 2004 y 2005, cuando se ingresaron 131,7 millones de euros y 144,2 millones de euros, respectivamente.

   Los promotores musicales han recordado que se trata del peor dato de los últimos quince años. Además, entre los meses de abril y diciembre el descenso ha sido del 76,26% en comparación con 2019. "Estos números son demoledores si se comparan con los del 2019, un año en que las empresas de la música en vivo tuvieron buenos datos", ha explicado.

   Así, en el año previo a la pandemia el sector registró un crecimiento del 14,58% respecto a 2018 y una cifra récord de facturación de 382,5 millones de euros. Este crecimiento de casi un 15% en 2019 planteaba una posible desaceleración en el sector de la música en vivo, teniendo en cuenta que en 2017 y 2018 la recaudación había aumentado más de 20 y 24 puntos respectivamente.

   "Sin embargo, los buenos datos de los primeros meses de 2020 confirmaban un escenario totalmente diferente con muy buenas perspectivas de crecimiento acelerado que podrían haber convertido 2020 en un año histórico y de record", han lamentado los promotores.

   El número de conciertos y de asistentes por espectáculo también ha descendido "de manera trágica". En 2020 se celebraron un total de 11.851 conciertos (frente a los 91.106 de 2019) a los que asistieron 2,5 millones de espectadores (en 2019, fueron 21.667.930), según datos facilitados por la SGAE.

EL MEJOR ARRANQUE DE AÑO DE LA HISTORIA

   Según el informe, en enero de 2020 la industria de la música en vivo alcanzó una facturación neta de 23,5 millones de euros (un 21,92% más que en enero 2019). Se trata de la mejor cifra de un mes de enero de la historia.

   En febrero de 2020, el dato fue de 23,3 millones de euros (un 59,55% más que en febrero 2019). Entre ambos meses, el crecimiento respecto al mismo período de 2019 es de un 40,73%. Un aumento extraordinario que "podría haber convertido 2020 en un año de éxitos de no haber sido por la irrupción del coronavirus".

   También son destacables los datos de marzo de 2020. Pese a que solo hubo actividad durante las dos primeras semanas del mes, los números fueron "muy positivos", logrando una facturación de 22,4 millones de euros, prácticamente el mismo dato que dejó todo el mes de marzo de 2019 (23,8 millones de euros).

   "Estos primeros meses del año de total normalidad han hecho que esta caída del 63,78% no sea un dato todavía más catastrófico y han salvado, en cierta manera, los datos del sector", han reconocido. Los siguientes meses de 2020, protagonizados por el confinamiento y las posteriores restricciones, han alcanzo mínimos históricos.

AGOSTO, EL PEOR MES

   El mes de agosto se facturó 3,6 millones de euros, siendo la peor cifra mensual del año 2020 y suponiendo una disminución del 85,35% respecto al período anterior.

   En cuanto a datos de facturación por comunidades autónomas, Cataluña encabeza la lista, alcanzando el dato de 28,2 millones de euros. De cerca, le ha seguido Andalucía (26,3 millones de euros) y Madrid (22,8 millones de euros). Por provincias, la primera del listado es Madrid (22,8 millones de euros), seguida de Barcelona (21,2 millones de euros) y Sevilla (6,2 millones de euros).

Contador

Para leer más