Shinova: "Estamos en un momento tan bueno o mejor como el de los ochenta para la música española"

SHINOVA
JUAN PÉREZ-FAJARDO
Publicado 21/10/2018 9:54:32CET

   MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS - David Gallardo) -

   Los dos años de permanente ascenso gracias al salto dado con Volver (2016) han llevado a Shinova directamente hasta el puesto 11 en la lista española de ventas en la semana del lanzamiento de su quinta entrega, Cartas de navegación (Warner Music). Y, desde este punto, es momento de encontrar el nuevo rumbo.

   "Volver fue un disco y una etapa muy importante que nos llevó a una gira inolvidable en la que aprendimos muchísimo", apunta a Europa Press el vocalista Gabriel de la Rosa, quien reconoce que "con Cartas de navegación se abre una nueva etapa con mucha luz y con muchas ganas de presentar estas canciones".

   Tercia entonces el bajista -y también fundador junto a Gabriel allá por 2008- Ander Cabello para reconocer que se abre esa etapa también "un poco sin saber dónde vas", explicando de paso el significado tras el título del disco. Y añade que hasta llegar a su publicación han tenido que hacer "mucho trabajo de organización, buscando los huecos" entre conciertos y festivales en los que no han dejado de estar presentes.

   "Siempre tenemos esa cosa de que todo va demasiado deprisa, de que si desapareces durante tres o seis meses... En un momento como el nuestro, que sentíamos que acabábamos de sacar la cabeza, sientes que tienes que intentar que parezca que no te has ido para que la gente no se ponga a otra cosa", confiesa el bajista sobre la hiperactividad de Shinova en los últimos años.

SONIDO MELANCÓLICO

   Las once nuevas canciones de Cartas de navegación ahondan en ese sonido grandilocuente de punto nostálgico tan característico de la banda vizcaína, que plasma así de alguna manera en su música la influencia de su ubicación geográfica, algo que admite Gabriel entre risas: "Es verdad que al escribirlas la imagen geográfica que está ahí pululando es el Cantábrico".

   "Y sí, puede tener ese punto más de llovizna, pero por mucha nostalgia que guarden las canciones tienen un punto positivo. Nostalgia épica, dicen. Porque puedes recordar, tener melancolía e incluso una emoción cercana al dolor cuando recuerdas, pero siempre con la vista al frente", reflexiona el vocalista.

   En esta línea, apunta que "es importante escribir lo que uno vive y siente", al tiempo que plantea que "hay gente que por ejemplo hace muy bien crítica social", pero ellos no son "especialistas en eso". "Nuestro punto fuerte, o lo que sabemos hacer, está en los recuerdos de la memoria y la experiencia, en las relaciones personales", destaca.

   Concede asimismo Gabriel que tienen un "puntito épico" porque ellos sienten la música así. Y trata de definir lo que evocan sus letras tirando de sentido del humor: "Somos muy de mirar al horizonte con el viento pegándonos en la cara y entrecerrar los ojos. Y el productor Mikel Santos ha sabido enfocar muy bien eso".

PRESENTACIÓN EN LA RIVIERA MADRILEÑA

   La gran presentación de Cartas de navegación tendrá lugar el próximo 2 de febrero de 2019 en La Riviera madrileña, "el templo de muchos grandes nombres internacionales y un sueño hecho realidad", tal y como confiesa Gabriel. Una fecha importante, sin duda, que tendrá lugar justo un año después de llenar la Joy Eslava el 2 de febrero de 2018, en una feliz coincidencia que encanta a los miembros del grupo.

   Aparte de la cita en la capital, tienen ya también confirmada otra 'en casa' el 16 de febrero de 2019 en Bilbao (Sala Santana 27). "Van a salir más fechas", anticipa Ander, quien luego sentencia entre risas que "una banda en España madura cuando asume que va a hacer miles de kilómetros". "Solo en una semana de promoción hemos hecho casi 4.000 kilómetros", tercia con una carcajada el batería Joshua Froufe.

   Vuelve a tomar la palabra Gabriel para resumir los planes: "Haremos primero una gira por salas, que nos gusta muchísimo. Salas y festivales son formatos que se retroalimentan, que son indispensables el uno para el otro. Tanto en los festivales como escaparate como en el ambiente más cercano de las salas. Primero salas, luego festivales y así hasta el infinito".

MÚSICA EN ESPAÑOL

   Los miembros de Shinova están de acuerdo en que la música española vive un momento especialmente dulce, algo que se constata en la gran asistencia a festivales y conciertos. "Estamos en un momento tan bueno o mejor como el de los ochenta para la música española, pero como lo estamos viviendo no somos conscientes de ello y lo veremos en el futuro", señala Ander.

   Ahondando en esta cuestión, afirma que "lo fuerte y lo guapo es que la gente quiere escuchar mucha música española y los que venden tickets en los festivales son grupos españoles como IZAL o Vetusta Morla al lado en el cartel de bandas internacionales muy potentes". "Hace años nos decían que la gente iba a querer cantar en castellano en los festivales y nos parecía inimaginable", remarca el bajista.

   Así, recuerda además que ellos son "un grupo que está sacando la cabeza", pero en el Sonorama tuvieron "a 18.000 personas cantando" sus canciones, algo que les pone "los pelos de punta" y que es buena muestra de los gustos del público. "Esta va a ser recordada como la época de los festivales casi más que del indie. La gente escucha muchos grupos nacionales", subraya.

   "Ahora hay de todo, hay bandas de muchísima calidad que salen de debajo de las piedras, las ves en los festivales y todas son aspirantes a ser cabeza de cartel en unos años. Esta situación es muy difícil que se repita, pero ojalá se mantenga en el tiempo", subraya Ander, no sin antes lanzar una última reflexión: "La diferencia es que en los ochenta había una causa clara para romper con todo y ahora no luchamos todos por lo mismo. No es un momento igual en lo social".

   Para concluir, mirando al futuro, avanza Ander que se van "poniendo metas poco a poco". "Nos gustaría ir a Latinoamérica, pero de momento estamos haciendo promoción con tranquilidad", señala, para luego aún resumir el momento de la banda en unas pocas frases: "Económicamente la música no es en absoluto la panacea, pero el éxito es poder vivir de lo que te gusta. No queremos perder la inocencia y la capacidad de sorprendernos, nos hace mucha ilusión todo lo que nos está pasando".

Contador