El Estado espera promover 1.200 representaciones con el programa de apoyo a las artes escénicas en entidades locales

Publicado 08/10/2013 19:01:23CET
EUROPA PRESS/AYTO. DE SAN LORENZO

MADRID, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM) espera que el Plan Estatal de Activación de Teatros en Ayuntamientos (PLATEA), destinado a reactivar la circulación de espectáculos de artes escénicas en espacios de las entidades locales, beneficie al menos a 200 compañías y promueva alrededor de 1.200 actuaciones, que se celebrarán entre los meses de marzo y diciembre de 2014 en unos 150 teatros municipales.

Este programa estatal, dotado con 6 millones de euros para su primera edición, busca "compartir gastos y riesgos entre municipios, compañías y el propio INAEM", tal y como ha resaltado este martes el director general del Instituto, Miguel Ángel Recio, durante la presentación de PLATEA.

Precisamente para minimizar esos riesgos a los que pueda enfrentarse un espectáculo que no convoque al suficiente público, el INAEM asumirá a través de este programa "la diferencia entre el ingreso por taquilla y el caché" de la compañía (hasta un 65% del caché o 12.000 euros).

De esta forma se quiere ayudar al problema que afrontan los ayuntamientos con menos dinero para programar espectáculos, y al que hacen frente las compañías que ven demasiado riesgo en aceptar la recaudación de taquilla como única forma de beneficio.

Según Recio, PLATEA viene a luchar contra la "tendencia negativa" en las artes escénicas motivada por la crisis. "Queremos garantizar a los ciudadanos una oferta artística diversa y de calidad en todo el Estado, reactivar la programación de espectáculos en las entidades locales, fomentar la comunicación cultural entre las CCAA y aprovechar los equipamientos escénicos locales construídos o rehabilitados en las últimas décadas", ha explicado.

REQUISITOS PARA PARTICIPAR

Para participar en el programa, las entidades locales tienen que cumplir unos requisitos, cuyo primer paso es adherirse antes del 31 de diciembre de este 2013, apuntando un único espacio de titularidad pública local, cuya gestión podrá ser pública o privada.

Una vez inscritos y aceptados, los municipios podrán acceder a un catálogo de espectáculos elaborado por una comisión de expertos independientes elegidos por el INAEM. Dicho catálogo contará con obras de calidad, así como con información artística y técnica de los espectáculos, junto al presupuesto y caché a precio de mercado. En dicho catálogo habrá un único espectáculo por cada compañía o empresa productora.

Esta comisión de expertos valorará la calidad, diversidad, idoneidad y presupuesto del proyecto de programación. Además, el INAEM se asegurará de que un mismo espectáculo no tenga más de doce funciones en el conjunto del programa (ninguna de ellas podrá haber recibido subvención del Instituto ni de cualquiera otra administración pública a través de circuitos o ayudas de gira).

En lo que se refiere a la diversidad, se tendrá especialmente en cuenta la danza, las artes escénicas para la infancia y la juventud, el teatro clásico y el circo, así como la incorporación de nuevos lenguajes escénicos, la autoría española y la incorporación de medidas y actividades pedagógicas, de accesibilidad y de inclusión social. Se garantizará, asimismo, un precio medio mínimo de las entradas que oscilará entre 6 y 12 euros.

Según Miguel Ángel Recio, el programa busca "revitalizar el sector", pero dejando que los programadores de espectáculos de cada localidad tenga su "autonomía". "Con la idea fundamental de que esto no es una subvención, sino que se utilizan las propias recaudaciones de taquilla y se fomenta la gestión autosostenida de los espacios escénicos. Porque lo importante es que el dinero de las artes escénicas sea para las artes escénicas", ha explicado.

Para la puesta en marcha de este programa, ya anunciado a principios de septiembre, el INAEM y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) han firmado este mismo martes un protocolo de colaboración, a través del cual las partes esperan "llegar al máximo número posible de compañías, ciudades y empresas".

"Sabemos que los espectáculos buenos siguen llenando. Así que lo que buscamos fundamentalmente es que nadie diga que no va al teatro porque no hay una buena programación cerca de donde vive", ha finalizado Recio.