Tres expertas en arte japonés inician una investigación internacional para buscar piezas de laca Namban en México

Publicado 04/10/2019 11:09:49CET
La investigadora Yayoi Kawamura frente a obras de arte de laca Nambán.
La investigadora Yayoi Kawamura frente a obras de arte de laca Nambán. - YAYOI KAWAMURA. - Archivo

La historiadora de la Universidad de Oviedo Yayoi Kawamura investiga desde hace 30 años la presencia de estas obras en España

MADRID, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

La investigadora, doctora en historia del Arte y profesora de la la Universidad de Oviedo, Yayoi Kawamura, ha iniciado junto con otras dos historiadoras en México la búsqueda de piezas de arte japonés de laca Namban que pudieron llegar al país latinoamericano a finales del siglo XVI y principios del XVII, durante los reinados de Felipe II y Felipe III.

Este trabajo es la continuación del iniciado hace treinta años por la profesora Kawamura en España que le ha permitido localizar en más de un centenar de piezas de este arte japonés. Estas objetos no se encontraban en museos, sino un importante número de ellos en el ámbito eclesiástico como conventos, monasterios o parroquias, y casas históricas a donde llegaron hace cuatro siglos.

Ahora, las historiadoras Sonia Ocaña, de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco y Rie Arimura, de la Universidad Autonómica de México, expertas en el arte japonés y sus influencias en los siglos XVI y XVII, se han sumado a Kawuamura para continuar la investigación en su país.

Durante los reinados de Felipe II y Felipe III, España expandía su dominio a América y tras ella, cruzando el Pacífico hasta Filipinas a un paso de Japón. Esta época de relaciones es denominada Periodo Namban --que significa 'Barbaros del sur--, término usado por los japoneses para aludir a los extranjeros que llegaban al archipiélago nipón. "Fue una época de intenso intercambio cultural y comercial en la que empezaron a llegar objetos exóticos a Lisboa y Sevilla", ha explicado a Europa Press la profesora Kawamura.

Entre estas mercancías asiáticas se encontraban objetos lacados de Japón, de superficie negra con motivos elaborados con polvos de oro, que causaron gran atracción entre los primeros europeos que llegaron a Japón.

El objetivo de la investigación de las tres historiadoras es localizar obras de este arte japonés que hayan podido llegar a México a través del galeón de Manila --el nombre con el que se conocían las naves que cruzaban el océano Pacífico entre la capital filipina y los puertos de Nueva España en América (Acapulco y Veracruz)-- y de españoles destinados en el país latinoamericano con cargos importantes como capitanes de navío.

El trabajo realizado por Kawamura durante tres décadas ha permitido constatar la fascinación de los europeos por esta técnica artística japonesa que empezaron a demandar obras lacadas elaboradas a su gusto. Los artistas japoneses, ante la nueva clientela, aprendieron a fabricar objetos europeos totalmente ajenos a la cultura japonesa como arcas, bargueños, atriles o misales con una profusa decoración realizada con oro y nácar.

"Esta investigación adquiere ahora una dimensión internacional --con la colaboración de las profesoras mexicanas-- porque hubo muchos españoles, hombres con cargos importantes, como capitanes, y con mucho poder económico, que llevaron allí este tipo de piezas", ha indicado Yayoi Kawamura.

Al igual que ha venido haciendo durante los últimos años en España, Kawamura confía en poder localizar y catalogar estas piezas de arte en México. "Es un proyecto que acabamos de empezar y esperamos hallar objetos representativos de este arte como los que encontramos en nuestro país, que en algunos casos sus propietarios desconocían el valor artístico que tienen", ha indicado la historiadora.

INFLUENCIA EN EL ARTE MEXICANO

La experta en arte japonés ha destacado, asimismo, la influencia de los objetos de laca de estilo Nambán que llegaron a la América virreinal en el siglo XVII sobre el desarrollo en las artes de México, como la laca mexicana llamada maque, enconchado, o barniz de Pasto.

Del centenar de piezas localizadas en España, algo más de la mitad se encuentran en conventos, monasterios, parroquias o catedrales y una veintena en las casas históricas como la casa ducal de Alba o los marqueses de Santa Cruz de Viana. "Es evidente que solo aquellos que pertenecían a la clase privilegiada de la sociedad de entonces podrían poseer estas obras y de ellos muchos se derivaron al mundo eclesiástico vía donaciones", ha explicado la investigadora japonesa.

Una parte del resultado del estudio realizado por Kawamura en España se hizo pública en la exposición 'Lacas Namban. Huellas de Japón en España', celebrada en el Museo Nacional de Artes Decorativas (Madrid), organizada por la Fundación Japón en colaboración con el Ministerio de Cultura español y que fue inaugurada por el entonces Príncipe Heredero Naruhito en junio de 2013.

Partiendo de este trabajo de investigación, Kawamura ha establecido relaciones con otros investigadores de instituciones japonesas como la Universidad de Meiji (Tokio), dirigido por el catedrático emérito de Química Aplicada Dr. Miyakoshi. También ha participado en el proyecto de investigación 'Espacio imperial de tráfico en el mundo hispánico en el siglo XVI y la formación del arte territorial', dirigido por el catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Osaka.

Contador