Baloncesto.- (Ampl.) El Girona no podrá continuar en la ACB por falta de presupuesto

Actualizado 25/07/2008 17:13:49 CET

GIRONA, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

El CB Girona no podrá continuar la próxima temporada en la ACB por falta de presupuesto, dado que no ha podido garantizar su viabilidad económica en el plazo previsto por la ACB, que concluía este viernes y en el que el club catalán debía completar algunos detalles de su plan de viabilidad para poder ser inscrito en la próxima edición de la ACB.

Después de 20 años, el equipo catalán perderá su plaza en la ACB, en la que competía desde la temporada 1988/89 y que los últimos años se había codeado con los clubes de elite y ganado su primer título, la Copa FIBA de 2007, gracias al impulso económico que supuso la llegada de un nuevo patrocinador, el grupo inmobiliario Akasvayu.

El presidente de Akasvayu, Josep Amat, y otros dirigentes del club, informaron de la imposibilidad de cubrir el presupuesto del Girona, que continuará dedicado al baloncesto de base y disolverá la Sociedad Anónima Deportiva. Amat aludió a la crisis económica para argumentar la situación que ha llevado al club a renunciar a su plaza en la ACB.

"Si el sector financiero y bancario, que todos sabemos que está cerrado, estuviese de otra manera, yo como sponsor tendría capacidad para endeudarme y tirar adelante el proyecto. El problema es que yo tengo algunos grifos abiertos y que desde esos grifos no sale agua", explicó el empresario catalán durante una rueda de prensa.

"Se han dado unas circunstancias que entre todos no hemos sido capaces de solucionar y todos hemos hecho el máximo esfuerzo. No me arrepiento de nada. Si los vientos soplasen de otra manera, el año que viene tendríamos baloncesto con Josep Amat. Eso tan claro como que mañana se hará de día. No sé cuántos cientos de millones he puesto aquí", dijo.

El otro club que se encontraba en una situación de incertidumbre respecto a su continuidad en la ACB era el Estudiantes, aunque el histórico club madrileño logró cumplimentar todos los requisitos exigidos sobre su plan de viabilidad apenas 24 horas después de iniciarse el plazo extraordinario, concedido el pasado día 15 de julio.

El Girona, en cambio, no lo ha conseguido. "El Girona no se inscribirá en la ACB y no competiremos este año como teníamos previsto. Queremos agradecer a todas las personas los esfuerzos que han hecho por valorar una posible colaboración, aunque han querido guardar el anonimato", informó el portavoz del consejo de administración del club, Santi Sardà.

"Todo el mundo ha hecho lo que ha podido", afirmó Sardà, que explicó que el club no ha podido cubrir el presupuesto, de unos siete millones de euros, y que a partir de ahora continuará como club, en principio dedicado al baloncesto de base, pero que "no podemos garantizar es la continuidad en la ACB en las condiciones que hubiéramos querido".

Una vez confirmada la retirada del Girona, la Liga ACB de la próxima temporada 2008/09 estará formada por 17 clubes y cada jornada descansará un equipo, de manera que todos los clubes tendrán una jornada de descanso en la primera y en la segunda vuelta del campeonato. Ningún otro equipo, por tanto, ocupará la plaza del Girona la próxima campaña.