Actualizado 30/09/2008 21:11 CET

Baloncesto.- El Cajasol se ha impuesto en 10 de sus 18 visitas ligueras al pabellón del Ricoh Manresa

SEVILLA, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Cajasol se ha impuesto en diez de sus dieciocho visitas ligueras al pabellón del Ricoh Manresa, un feudo que siempre se ha caracterizado por ser difícil de batir, pero que tradicionalmente ha sido propicio para el club sevillano, y donde el técnico, Manel Comas, logró un importante triunfo (71-77) en su llegada al banquillo hispalense en la temporada 2005-06.

A menos de una semana para el comienzo de la Liga ACB, el Cajasol se ha adentrado en la recta final de preparación de la temporada 2008-09, que dará el pistoletazo de salida el próximo domingo, a las 19.00 horas visitando la cancha manresana.

Como se recordará, el último encuentro que disputó el equipo cajista en esta pista coincidió con la llegada de Comas a Sevilla, en la jornada octava, en sustitución de Javier Fijo, y con el equipo en una complicada situación clasificatoria.

De aquella cita no queda ningún protagonista en el cuadro cajista, aunque sí en el Manresa, que sigue contando en sus filas con el alero Diego Sánchez y el pívot Guillem Rubio.

Se trata del penúltimo enfrentamiento entre ambos equipos en la localidad barcelonesa, aunque el otro que se ha registrado en los últimos tres años (en la campaña 2006-07 el Ricoh Manresa militó en la LEB) no tuvo a Comas al frente del Cajasol. Fue la pasada temporada, el 18 de octubre de 2007, cuando el bloque entonces dirigido por Rubén Magnano cayera derrotado en la tercera jornada, por un marcador de 87-81.