Baloncesto/Euroliga.- Crónica del CSKA de Moscú-Unicaja de Málaga, 62-50

Actualizado 04/05/2007 21:28:36 CET

Unicaja plantó batalla mientras tuvo fuerzas, pero el CSKA no dio opción a la sorpresa

ATENAS (GRECIA), 4 May. (EUROPA PRESS) -

El Unicaja de Málaga cayó hoy (62-50) ante el vigente campeón de Europa, el CSKA de Moscú, en el debut de los malagueños en una 'Final Four' por primera vez en su historia, en la que plantaron batalla mientras tuvieron fuerzas aunque, finalmente, los rusos, favoritos a revalidar el título, no dieron opción a la sorpresa.

El partido empezó con una evidente precaución por parte de ambos equipos, hasta el punto de que la primera canasta, un triple de Smodis, se demoró más de dos minutos en llegar, aunque no tardó en ser respondida de idéntica forma por Jiménez.

El CSKA parecía fiarlo todo al dominio abrumador que tenía en centímetros y su control del rebote, por más que el Unicaja, pese a la ausencia del lesionado Santiago, le estuviera jugando sin complejos y fuera cuatro arriba (6-10). Por eso, el técnico de los rusos, Ettore Messina, no tuvo más remedio que mover banquillo para meter en liza a una de sus 'armas pesadas', Papaloukas.

Sin embargo, la igualdad y el intercambio de canastas se mantuvo y el primer cuarto concluyó con una escasa ventaja de tres puntos (18-15) para los rusos. El Unicaja contrarrestaba las cualidades de su rival, fortísimo en defensa, con entrega, y con la velocidad y visión de juego de hombres como Pietrus, muy activo en todo momento. Enfrente, Messina seguía haciendo cambios, incapaz de dar con la 'tecla' que le permitiera desbordar a los andaluces.

A medida que pasaban los minutos, el CSKA parecía ir cogiéndole más y más respeto al Unicaja que, lejos de cumplir con su papel de novato, le plantaba cara a todo un campeón de Europa. Sólo una técnica a Pepe Sánchez oscurecía la solidez en todas las facetas de los malagueños en el que incluso Tusek, que jugaba renqueante, estaba a la altura de las circunstancias. Sin embargo, esa técnica señalada a Sánchez pareció 'atascar' al Unicaja, y el CSKA, con Papaloukas y Holden como 'abrelatas', pudo alcanzar el descanso nueve arriba (33-24).

El Unicaja tenía ahora que mejorar su balance ofensivo. Y vaya si lo hizo, porque con Carlos Cabezas fuerte en el perímetro, el equipo español completó un parcial de 0-7, situándose a dos puntos (33-31) del empate. Pero Papaloukas no estaba dispuesto a consentir esa reacción y, aunque la ventaja rusa era ahora menor, el CSKA aprovechaba su dominio en la pintura para mantenerse ganador.

La gesta del Unicaja, sin embargo, era más que posible, porque cerca del final del tercer cuarto Cabezas, que quedó 'tocado' con un golpe en un ojo en esa jugada, empataba a 41 y arrancaba un tiro libre, que metía Sánchez, poniendo por delante a los suyos. Era el momento clave, y el Unicaja, que estaba dando una lección de pundonor ante un rival de poderío más que contrastado, apretó los dientes, consciente de tener la gloria a diez minutos de distancia, tras completar un esclarecedor 11-20 en este tercer cuarto.

Con tablas en el luminoso (44-44) se llegó al tramo final. Unicaja tenía en cancha a dos directores de juego, Cabezas y Sánchez, pero el pecado de los de Scariolo estaba en el rebote ofensivo, que siempre caía del lado ruso. Para colmo de males, Andersen aprovechaba sus cualidades en la distancia corta y arañaba unos puntos vitales, sin que la defensa en zona del Unicaja pudiera impedirlo.

El Unicaja, en fin, tuvo el inevitable bajón físico tras el enorme desgaste realizado, y Papaloukas y Andersen, una vez más, anotaban sendas canastas con la que los moscovitas se ponían en un 60-47 insalvable para los costasoleños, que, sin embargo, pueden presumir de haber debutado con una gran imagen en su primera 'Final Four'.

FICHA TÉCNICA.

--RESULTADO: CSKA DE MOSCÚ, 62 - UNICAJA, 50 (33-24 al descanso).

--EQUIPOS.

CSKA DE MOSCÚ (18+15+11+18): Holden (7), Langdon (13), Torres, Smodis (8), Savrasenko (7) --cinco inicial--; Papaloukas (11), Pashutin (2), Andersen (12), Van den Spiegel (2) y Voroncebich.

UNICAJA DE MÁLAGA (15+9+20+6): Cabezas (13), Brown (8), Welsch (2), Jiménez (6), De Miguel (4), --cinco inicial--; Sánchez (1), Rodríguez (7), Pietrus (2), Faverani, Faison (4) y Tusek (3).

--PARCIALES: 18-15, 15-9, 11-20 y 18-6.

--ÁRBITROS: Pitsilkas (Grecia), Pukl (Eslovenia) y Sahin (Turquía).

--PABELLÓN: Palacio OAKA. 18.000 espectadores.