22 de febrero de 2020
 

Baloncesto.- Pepu Hernández destaca el trabajo en equipo y la cohesión para superar el desgaste de un equipo

Actualizado 16/10/2007 21:58:10 CET

El profesor Alonso Puig defiende la existencia de "una voz interior que hace ver una realidad"

A CORUÑA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El seleccionador nacional de baloncesto, Pepu Hernández, narró hoy en A Coruña su experiencia como entrenador que llevó al equipo nacional a lograr la medalla de plata en el Eurobasket 2007, y explicó la importancia del trabajo en equipo y la cohesión a la hora de superar el desgaste de un equipo, en relación al de baloncesto.

Hernández impartió hoy una jornada formativa en A Coruña titulada '¿Quieres superar los límites? Descubre tu magia. Claves racionales y emocionales para convertir una ilusión en una realidad', organizada por Adecco Training y con la colaboración de Mario Alonso Puig, doctor y profesor de la Escuela Garrigues.

Este modelo, en opinión de Hernández, puede ser extrapolado al mundo de los negocios donde "es vital una comunicación abierta y directa". "En nuestro caso era imprescindible hablar siempre los unos con los otros, era esencial que todos los componentes del equipo tuvieran acceso al 100 por cien de la información, con total libertad para disentir", aseguró.

Otro aspecto importante resaltado por Hernández fue el de reaccionar ante la adversidad. Recordó que el éxito "no es sólo ganar" ya que, según aseguró, "primero están las personas".

ALONSO PUIG

Por su parte, Mario Alonso Puig analizó la cuestión de si el líder nace o se hace, desde campos tan diversos como las neurociencias, la historia y la educación. Así, expuso que existe "una voz interior que nos hace ver una realidad y nos lleva a defenderla a ultranza cuando alguien nos propone otra realidad distinta".

Según el profesor, existen tres tipos de voces interiores. La primera "de carácter pesimista, que genera desconfianza y anula la capacidad de experimentar alegría y confianza". Este tipo de voz, según Alonso Puig, se combate "sin ignorar el obstáculo ante el que estamos, pero sin que nos afecte en nuestra capacidad de aprendizaje".

Añadió que hay un segundo tipo de voz, de carácter punitivo, que "nos hace creer que nada de lo que hagamos está bien hecho: esta voz genera ira y resentimiento y es causa de enfermedad". Para hacerlo frente, propone "ser conscientes de que no existe la perfección, sino la excelencia, la mejora continua, por lo tanto, debemos reconocer las cosas, agradecerlas y felicitar a los demás por lo que hacen".

Apuntó que, por último, "existe una voz sumisa y acomodaticia, que genera miedo y magnifica los peligros". Ante esta voz, el profesor propone "afrontar los riesgos y pasar de víctima a protagonista de los hechos".

Además, señaló que estos tres tipos de voces "afectan a la salud a través de los nervios y de las células", un hecho que explicó poniendo como ejemplo el caso de los tumores ante los que "si se muestra una actitud positiva, hay muchas más posibilidades de sanar la enfermedad".