Ciclismo.- Michael Barry también admite su dopaje: "Cruce la línea que prometí no atravesar"

Actualizado 11/10/2012 2:21:45 CET

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ciclista canadiense Michael Barry, uno de los 11 excompañeros de Lance Armstrong, también ha admitido su presencia en la trama de dopaje y ha asegurado que cruzó "la línea" que se había prometido "no atravesar", después de ser "presionado" para rendir por encima de sus límites.

Barry, que "pronto" se dio "cuenta" de que la realidad "no era como la había soñado", calificó al dopaje como "la epidemia del ciclismo profesional". "Después de ser animado por el equipo y presionado para rendir por encima de mis límites físicos, crucé la línea que prometí no atravesar. Me dopé. Fue una decisión que lamento profundamente", indicó.

"Me provocó noches sin poder dormir. Yo me divertía mucho, pero los éxitos que lograba estaban contaminados. Así no era como quería competir o vivir", añadió. "Desde el verano de 2006, nunca me volví a dopar y me convertí en un defensor del ciclismo limpio en mis escritos y las entrevistas", aclaró Barry.

Además, el canadiense --que también formó parte del Discovery Channel-- justificó su presencia en el ciclismo hasta el presente curso. "Desde el 2006 hasta el final de mi carrera (en 2012), he escogido correr para equipos que han tomado una actitud férrea contra el dopaje. Aunque nunca confesé mi pasado, escribí y hablé sobre la necesidad de cambiar", apuntó.

Por último, Barry pidió disculpas por su comportamiento. "Pido perdón a todo el mundo a quien he decepcionado y acepto mi suspensión y el resto de consecuencias. Trabajaré duro para recuperar la confianza de la gente", finalizó en su declaración.