Van der Poel reina en un brillante final de la Amstel Gold Race

AMSTEL GOLD RACE
Actualizado 21/04/2019 18:02:56 CET

MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ciclista holandés Mathieu van der Poel (Corendon-Circus) se ha adjudicado este domingo, con un sorprendente sprint llegando desde atrás, la 54ª edición de la Amstel Gold Race, primera 'clásica' del tríptico de las Ardenas y disputada sobre 265,7 kilómetros entre Maastricht y Valkenburg, y une su nombre al de su padre en el palmarés de ganadores de la cita.

Como hiciera su progenitor, Adrie van der Poel, en 1990, Mathieu, también nieto del mítico ciclista francés Raymond Poulidor, se impuso al calor de sus compatriotas en la llegada a Valkenburg, después de un recorrido 'rompepiernas' de 35 cotas y cuatro circuitos. Así, toma el testigo del danés Michael Valgren, ganador de la edición anterior.

Al podio de la cita también se subió el australiano Simon Clarke (Education First), compañero en la escapada final para dar caza a los dos fugados: el danés Jakob Fuglsang (Astana), que finalmente fue tercero, y el francés Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step), ganador de la Milán-San Remo y que tras liderar la prueba solo pudo ser cuarto.

A más de 200 kilómetros para meta, se formó la primera fuga del día, compuesta por Julien Bernard, Grega Bole, Jimmy Jansens, Michael Schar, Paolo Simion, Thomas Sprengers, Nick van der Lijke y Aaron Verwilst, y con el paso del tiempo se fue incrementado el grupo hasta 11 corredores que afrontaron con ocho minutos de ventaja la primera subida al mítico Cauberg.

Por delante quedaban todavía 22 ascensiones, y los kilómetros fueron pesando en las piernas de los escapados. Así, en la penúltima de las cuatro vueltas al circuito, cuando se dirigían a coronar por tercera vez el Cauberg, la renta sobre el pelotón, tirado por Deceuninck-Quick Step, se reducía a poco más de cuatro minutos.

Astana, mientras, se encargaba de controlar la fuga; a 60 kilómetros y con nueve cotas decisivas por delante, los dos minutos de ventaja de la escapada estaban cerca de esfumarse. Por detrás, los Sky y Alejandro Valverde (Movistar), segundo en 2013 y 2015 y tercero en 2008, trataban de posicionarse en la cabeza del pelotón.

Una vez neutralizada la fuga, fue el neerlandés Mathieu van der Poel (Corendon-Circus) el que trató de irse en solitario, pero el grupo frustró su intento. Sí tuvo éxito, en cambio, el francés Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step), que se marchó con el danés Jakob Fuglsang (Astana) a algo más de 30 kilómetros de meta. Tras ellos trataron de ir, sin fortuna, Trentin, Kwiatkowski y Woods.

Fuglsang, generoso en los relevos como hiciera la pasada semana para facilitar la victoria de su compañero Ion Izagirre -este domingo sustituido por Davide Villella- en la 'Itzulia', y Alaphilippe se retaron en los últimos kilómetros en busca de su primer triunfo en la prueba, y se centraron tanto en sí mismos que no se percataron de que por detrás llegaba un neerlandés dispuesto a conquistar la gloria en su casa.

Van der Poel tiró de otros siete compañeros del grupo perseguidor, que se separó del pelotón, y se plantó, a falta de 50 metros, junto a los dos escapados para ganar, en el sprint final, la cita en la que ya se impuso su padre en 1990.

LA POLACA NIEWIADOMA, VENCEDORA DE LA PRUEBA FEMENINA

En la prueba femenina, que celebra su sexta edición, la polaca Kasia Niewiadoma (CANYON SRAM Racing) fue la más fuerte en la definitiva ascensión al Cauberg y se impuso por delante de las neerlandesas Annemiek van Vleuten (Mitchelton-SCOTT) y Marianne Vos (CCC-Liv Team). La española Mavi García (Movistar) concluyó a algo más de cuatro minutos de la vencedora.

El tríptico de las Ardenas continuará este miércoles con la disputa de la Flecha Valona, en la que Alaphilippe defiende título y Valverde buscará meterse por sexta ocasión consecutiva en el podio tras ser segundo el año pasado y ganar en cinco ediciones. El próximo domingo se completará la trilogía con la Lieja-Bastoña-Lieja.