Publicado 15/02/2022 23:57

Ancelotti: "Soy optimista, en el Bernabéu seremos once más 50.000"

Carlo Ancelotti pensativo durante un partido del Real Madrid
Carlo Ancelotti pensativo durante un partido del Real Madrid - Oscar J. Barroso / AFP7 / Europa Press

MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, reconoció que habían "sufrido" en la derrota de este martes ante el PSG francés, sobre todo por sus problemas "con el juego con balón" ante la presión local, y que, pese a que intentaron "controlarle", Kylian Mbappé "es imparable", aunque es "optimista" para la vuelta en el Santiago Bernabéu donde serán "once más 50.000".

"Mbappé es imparable, hemos intentado controlarle, doblando y Militao lo hizo muy bien, pero siempre es un jugador que puede inventar algo y lo hizo en el último minuto", subrayó Ancelotti en la rueda de prensa posterior al encuentro en el Parque de los Príncipes.

El italiano no escondió que habían "sufrido" pese a que habían defendido "bastante bien" sin haber conseguido ser "muy agresivos", "Lo que ha faltado es el juego con balón, hemos fallado muchos pases y nos ha costado mucho salir de la presión que hizo el PSG en nuestro campo. No tuvimos una oportunidad clara y la salida no fue limpia y no llegaron balones por fuera a Vinicius y Asensio y Benzema tuvo poca oportunidades de tenerlo. Con el balón no lo hemos hecho como queríamos", indicó.

El de Reggiolo recalcó que este problema con la presión para sacar el balón no era algo habitual porque cuenta "con jugadores de calidad" y que Kroos, Casemiro y Modric "habitualmente fallan menos pases". "Tenemos que tener más acierto, pero no vamos cambiar las características que tenemos, tenemos que seguir y mejorar", admitió.

Ancelotti descartó haber puesto un planteamiento conservador. "Demasiado conservador habría significado que Courtois sacara en largo y hemos intentado sacar el balón desde atrás, pero no ha salido porque hemos sufrido con la presión. Sí estoy de acuerdo en el bloque bajo deberíamos haber sido más agresivos, pero no he sido conservador, intentamos jugar el balón como habitualmente hacemos y no salió hoy", reiteró.

El técnico madridista dejó claro que Benzema no tenía ningún problema físico y que su único problema fue que no le llegaron "balones", mientras que se mostró crítico con las tarjetas a Casemiro y Mendy, que les impedirán jugar la vuelta. "He hablado con Orsato porque nos ha regalado dos tarjetas que no eran faltas muy claras", apuntó. "No es la primera vez que no juegan, podemos reemplazarles. No es un problema de dos jugadores, es de plantear un partido más contundente de lo que hemos hecho hoy", aseveró.

"Soy optimista para la vuelta. En esta primera parte lo ha hecho mejor el PSG y ahora nosotros tenemos que hacerlo mejor en la vuelta, que es en casa y no tenemos la preocupación del valor doble del gol a domicilio y nos puede ayudar. El PSG tiene una pequeña ventaja, ojalá que no sea suficiente para el Bernabéu. Jugaremos once más 50.000, ese es el motivo para creer en la remontada", recalcó de cara al duelo del 9 de marzo.

Más información