Actualizado 26/10/2007 01:36 CET

Braulio, de tacón, permite al Getafe lograr un triunfo histórico en la UEFA

LONDRES, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Getafe logró una victoria histórica en Londres ante el Tottenham (1-2), consumada gracias a una definición espectacular de Braulio en el segundo tanto, que le permite pensar decididamente en la clasificación para la siguiente ronda en una competición que de inicio afrontaba simplemente como un premio.

Braulio Nóbrega rubricó, de tacón, una gran jugada colectiva del Getafe, la mejor del partido. El tanto del ex rojiblanco permitió al equipo azulón, pese a los esforzados intentos del Tottenham en el tramo final, encadenar por primera vez esta temporada dos victorias consecutivas, después de la lograda en Liga ante el Murcia.

Además, los de Laudrup suman un triunfo histórico, ante un equipo de la aristocracia europea, y muy valioso para lograr su pase a la siguiente fase porque de ganar sus dos partidos como local estaría asegurando su permanencia en la segunda competición europea.

El principio del partido, no obstante, no hacía presagiar su epílogo porque el Tottenham, acuciado igualmente por una delicada situación en su campeonato, salió encendido, esperando aprovechar la presunta bisoñez de un neófito en Europa.

Y lo logró porque a los veinte minutos de juego el internacional inglés Jermain Defoe remataba a Ustari a placer. Un escenario idóneo para los ingleses y muy peligroso para los azulones, pero que cambió radicalmente sólo dos minutos después.

Un saque de falta de Granero, casi desde el medio del campo, y rozado por De la Red en el área se coló en la meta defendida por Cerny. Un empate valioso para la moral y en lo futbolístico porque transmitió aplomo al juego del Getafe. Casquero controló la zona ancha y sólo la falta de precisión en los metros finales impidió al equipo español acercarse al segundo gol.

Paulatinamente se restableció el equilibrio en el juego. Ambos equipos, sin ideas muy claras, tampoco pasaban apuros hasta que llegó el desenlace a veinte minutos del final gracias a ese gol espectacular de Braulio. Luego el Getafe se defendió como pudo, sin excesivo orden, de la ofensiva londinense, pero lo suficiente para conservar un triunfo de valor incalculable, en la visita a priori más dura del Getafe en esta fase de grupos de la UEFA.