Publicado 21/05/2015 19:13CET

Catar no cumple con los trabajadores del Mundial 2022

Protesta a favor de los trabajadores de las obras del Mundial Catar 2022
ARND WIEGMANN / REUTERS

BERNA/DOHA, 21 May. (Reuters/EP) -

Catar, organizador del Mundial de fútbol de 2022, está haciendo poco por mejorar las condiciones de los inmigrantes que trabajan en las obras del evento pese a prometer reformas el año pasado, dijo este jueves Amnistía Internacional, pero Doha replicó que varias de las acusaciones del organismo son inexactas.

Amnistía dijo en un informe que las cosas no han cambiado mucho para los inmigrantes que trabajan en el país en malas condiciones y que la FIFA tenía una "clara responsabilidad" para presionar a Catar para que haga más.

"Sin una acción rápida, las promesas hechas por Catar el año pasado están en serio riesgo de ser desechadas, (para ser consideradas) como un mero ejercicio de relaciones públicas para asegurar que el Estado del Golfo Pérsico pueda mantener el Mundial de 2022", comentó el investigador de Amnistía Internacional Mustafa Qadri.

"El año pasado, el Gobierno hizo promesas para mejorar los derechos laborales de los inmigrantes en Catar, pero en la práctica no ha habido avances significativos", sostuvo.

Sin embargo, el Ministerio del Trabajo y Asuntos Sociales de Catar dijo en un comunicado que se han hecho "cambios significativos en el último año para mejorar los derechos y condiciones de los trabajadores expatriados".

El ministerio agregó que el Gobierno lanzó un sistema de protección salarial y un medio de pago electrónico para asegurar que los salarios sean cancelados a tiempo, además de aumentar el número de inspectores laborales. También afirmó que se están construyendo viviendas para más de 250.000 trabajadores en todo Catar.

El reporte de Amnistía Internacional califica la respuesta de Catar a nueve temas de derechos laborales de los inmigrantes, diciendo que en cinco de ellos hubo "avances limitados" tardíos, mientras que en los otros cuatro las autoridades "no hicieron mejoría alguna".

"(La FIFA) aún no ha demostrado un compromiso real para asegurar que Qatar 2022 no sea construido sobre un cimiento de explotación y abuso", comentó Qadri.

Ante la acusación, la FIFA dijo a través de un comunicado que "ha instado repetidamente a Catar a garantizar unas condiciones laborales justas para todos los trabajadores", y agregó que "está claro que el Mundial está sirviendo como catalizador para generar un cambio significativo".

Para leer más