Champagne se presentará a las elecciones de FIFA

Actualizado 23/10/2015 11:26:25 CET

ZÚRICH (SUIZA), 23 Oct. (Reuters/EP) -

El francés Jerome Champagne, miembro de la FIFA desde 1999 a 2010, se presentará a las elecciones presidenciales del próximo 26 de febrero para "salvar" al máximo organismo del fútbol internacional y "restaurar su credibilidad".

"Tenemos que salvar a la FIFA y su papel de la gobernanza y la redistribución, que se encuentra en peligro en un momento en el que más se necesitan", dijo Champagne en una carta a 209 asociaciones miembro de la FIFA.

El francés subrayó que se debe "restaurar la credibilidad" de la FIFA y que hay que "preparar" a la entidad para un mundo en "constante evolución", pidiendo "proteger a la Copa del Mundo", el emblema deportivo del organismo.

Champagne, que no pudo presentarse por la falta de apoyo a las anteriores elecciones que ganó Joseph Blatter, aseguró a Reuters que tiene ahora el respaldo necesario por escrito de cinco asociaciones nacionales de fútbol para registrar de manera oficial su candidatura a la presidencia de la FIFA.

El francés expresó que no hará comentarios sobre los candidatos rivales, aunque sí criticó la forma en la que se había llevado a las campañas. "Estamos siendo testigos de que los primeros meses de la campaña electoral están dominados por la controversia y ofertas hechas a puerta cerrada", añadió.

Champagne afirmó que la FIFA debe tener un "debate adecuado" sobre su "futuro", por lo que expresó su petición de tres debates televisivos, en diciembre, enero y febrero, en el que participen todos los candidatos, entre los que están el Príncipe de Jordania, Ali Bin Al Hussein, el exfutbolista trinitense David Nakhid y el exjugador brasileño Arthur Antunes, 'Zico', este último a expensas de conseguir el respaldo de las cinco asociaciones.

El diplomático francés recalcó que quiere "hacer frente" a la brecha financiera entre algunos clubes ricos y el resto de equipos ya que muchos clubes están perdiendo identidad y "prefieren negociar" con los jóvenes talentos antes que incorporarlos como miembros de su plantilla.

Sobre el terreno de juego, además de dar más plazas mundialistas y en el Comité Ejecutivo a continentes que no tengan tantas ahora, entre sus propuestas quiere incluir que en los partidos de fútbol haya una tarjeta naranja con la que el jugador sea expulsado durante un tiempo determinado y quiere más respeto para los árbitros, proponiendo castigar la insistencia en las protestas por parte de algún jugador hacia el colegiado con un tiro libre a diez metros de distancia sobre la portería rival.

Para leer más