Publicado 09/09/2022 17:55

El CSD respaldará a las árbitras de la Liga F para "mejorar sus condiciones actuales"

Archivo - El presidente del CSD, José Manuel Franco, durante un acto
Archivo - El presidente del CSD, José Manuel Franco, durante un acto - Oscar J. Barroso / AFP7 / Europa Press - Archivo

MADRID, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Superior de Deportes (CSD) mostró este viernes su respaldo al colectivo arbitral femenino, que este jueves anunció su negativa a dirigir los partidos de la Liga F por su actual situación laboral, para "mejorar sus condiciones actuales, aumentar su salario y ser reconocidas profesionalmente", mientras que firmó una nueva resolución para fijar algunas competencias de la Real Federación Español de Fútbol (RFEF) y la Liga Profesional de Fútbol Femenino (LPFF) y tener un inicio "en paz" de la competición.

Según señalaron a Europa Press fuentes del Consejo, tras la reunión mantenida este viernes con la RFEF y la LFPP, el organismo recalcó que es "precisamente" el comité arbitral el que "según la ley, y en ausencia de convenio de coordinación, deberá establecer las normas que tengan repercusión económica en el arbitraje de la competición profesional".

Sin embargo, "y dado que se ha llegado la situación a tan sólo un día del comienzo de la liga", José Manuel Franco, presidente del CSD, "ha hecho saber al colectivo de árbitras que, evidentemente, van a contar con todo el respaldo" de su organismo "para mejorar sus condiciones actuales, aumentar su salario y ser reconocidas profesionalmente".

"El Consejo celebrará reuniones entre las partes desde la próxima semana para impulsar una negociación que cumpla esos objetivos", añadieron estas fuentes, que resaltaron que, "ante la falta de quorum entre las partes", también ha nombrado el tercer miembro del comité arbitral y al tercer miembro del comité de competición para "el buen desarrollo" de la competición.

Este jueves, las colegiadas y árbitras asistentes mostraron su negativa "unánime" a pitar partidos de la nueva Liga F, la Primera División de fútbol femenino que comienza este viernes, en protesta por "las condiciones actuales de indefinición" de su situación "laboral y económica", un movimiento criticado por la Liga Profesional de Fútbol Femenino (LPFF), que cree que el estamento está siendo "engañado" por la RFEF y que avisó de medidas legales si no comparecen en la primera jornada.

NUEVA RESOLUCIÓN PARA UN "COMIENZO EN PAZ" DE LA LIGA

Por otro lado, "ante la falta de acuerdo" entre la RFEF y LaLiga, Franco firmó este viernes una resolución que viene a resolver "cuantos aspectos son necesarios para un comienzo en paz de la competición". Así, el CSD determinó que la facultad para dictar las normas reguladoras de la competición corresponde a la RFEF, mientras que la titularidad la ejerce la LFPP, recalcando, eso sí, "en coordinación", con la propia federación.

"Esto es, no se puede plantear el debate en términos de si el 'jefe' de la liga es una parte o la contraria: ambas partes deben ser conscientes de que ese poder lo otorga su coordinación", subrayaron desde el CSD.

En este sentido, la RFEF ostentará las competencias en materia de alineación, suplentes y sustituciones, y la Liga será la que explote los derechos comerciales, establezca la uniformidad de los equipos, maneje la publicidad y negocie el balón. El Consejo puntualizó en su resolución que esta fija que, "por publicidad y por balón, la liga deberá abonar cantidades a fijar en el futuro convenio de coordinación a la RFEF que impacten en el fútbol base y el resto de categorías".

Igualmente, la LPFF y la RFEF deberán entenderse, además, a través del convenio, en cuanto a la inscripción de los equipos, homenajes, causas de fuerza mayor como la que impuso el coronavirus o el formato de la propia competición.

Contador

Más información