Declarado inocente el policía responsable de la tragedia de Hillsborough en 1989

Publicado 28/11/2019 19:08:06CET
Familiares de la  tragedia de Hillsborough piden justicia
Familiares de la tragedia de Hillsborough piden justicia - REUTERS / ANDREW YATES - Archivo

LONDRES, 28 Nov. (Reuters/EP) -

El comisario David Duckenfield, responsable de la seguridad en el estadio de fútbol de Hillsborough en 1989, cuando murieron 96 aficionados del Liverpool, fue declarado este jueves "inocente" de homicidio involuntario por un jurado en Preston (Inglaterra).

El ex superintendente jefe, de 75 años, estaba a cargo del estadio en Sheffield, en el norte de Inglaterra, en un partido de semifinales de la FA Cup que enfrentó al Liverpool con el Nottingham Forest hace 30 años y donde 96 seguidores murieron tras ser aplastados contra las vallas después de una avalancha.

Al principio, la policía culpó del desastre a los seguidores en estado ebrio, una explicación que siempre fue rechazada por los supervivientes, los familiares de las víctimas y la comunidad en Liverpool que pasó años luchando para descubrir qué había sucedido tras la primera sentencia en 1991.

Investigaciones posteriores y una investigación independiente absolvieron a los aficionados de cualquier responsabilidad. El último veredicto se produjo en un nuevo juicio en el Tribunal de Preston después de que un jurado en abril inicialmente no llegase a un veredicto. Sin embargo, las víctimas lamentan el final de la historia.

"Estoy sorprendido y aturdido por el veredicto del jurado", dijo Barry Devonside, cuyo hijo Christopher murió a los 18 años en el desastre. "Nosotros, las familias, hemos luchado valientemente durante 30 años, en vano", dijo a la BBC.

La Fiscalía de la Corona (CPS) dijo que sabía que el veredicto sería decepcionante para los familiares. "El desastre en Hillsborough hace 30 años ha causado un sufrimiento inimaginable a las familias de quienes lamentablemente perdieron la vida y a todos los afectados por los trágicos eventos de ese día", dijo Sue Hemming, directora de servicios legales de CPS.

"Se decepcionaron con las consecuencias más catastróficas imaginables. Sé lo importante que han sido estos procedimientos para todos, a pesar de que llegaron demasiado tarde". Por su parte, el alcalde de Liverpool, Joe Anderson, dijo que el resultado fue una "gran decepción" para las familias de las víctimas.

"En los últimos años han tenido que revivir los acontecimientos de ese día al realizar la investigación más larga en la historia legal británica, seguida de dos juicios. El coste que ha tenido en su salud y bienestar, además de perder a sus seres queridos, es inimaginable y toda la ciudad comparte su dolor", añadió.

Contador

Para leer más