El FC Barcelona retira su disposición de jugar en Miami por "la falta de consenso existente"

Messi en un Girona-Barcelona en Montilivi
REUTERS - Archivo
Actualizado 11/12/2018 0:24:50 CET

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El FC Barcelona ha anunciado que ha dejado "sin efecto" su disposición de jugar en Miami (Estados Unidos) su partido de la vigésima primera LaLiga Santander ante el Girona debido a "la falta de consenso existente" entre todos los implicados en la propuesta, mientras que el equipo gerundense mostró su respeto por la decisión adoptada por el club azulgrana, aunque advirtió que continuará "apoyando las iniciativas" de LaLiga para jugar fuera de España.

   "La Junta Directiva del FC Barcelona ha acordado dejar sin efecto su disposición a jugar en Miami el partido contra el Girona FC, tras constatar la falta de consenso existente en torno a esta propuesta", señaló la entidad azulgrana.

   En este sentido, el club catalán recuerda que "estaba y está dispuesto" a desplazarse a Miami para jugar un partido de LaLiga Santander, y aceptaba que los beneficios se repartieran "entre todos los Clubes de Primera y de Segunda División", siguiendo el mismo criterio de reparto de los derechos de televisión. Sin embargo, considera que mientras no se alcance "un acuerdo entre todos los agentes implicados", este proyecto "no podrá prosperar".

   Horas después, el otro conjunto implicado, el Girona FC, emitió un comunicado en el que expresó "su respeto por la posición" del FC Barcelona y advirtió que "continuará apoyando las iniciativas que ayuden a promover LaLiga más allá de las fronteras de España, de la misma manera y con la misma actitud que lo hizo cuando se le propuso participar en el partido en Estados Unidos".

   El pasado 11 de septiembre, el FC Barcelona, el Girona FC y LaLiga solicitaron formalmente a la Real Federación Española de Fúbol (RFEF) la autorización para disputar en Estados Unidos su duelo de la vigésima primera jornada de LaLiga Santander, que se disputaría en el Hard Rock Stadium de Miami a las 20.45 hora española del 26 de enero.

   La propuesta encontró la oposición de la RFEF y de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE). Ya el 26 de octubre, la FIFA mostró su oposición frontal a esa posibilidad, argumentando la "idea fundamental" de que "los partidos oficiales de liga deben disputarse dentro del territorio de los respectivos países".