Actualizado 13/03/2007 20:15 CET

Fútbol.- Competición rechaza las exigencias de Del Nido y el derbi copero Betis-Sevilla se jugará como estaba previsto

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), reunido hoy en Madrid, ha desestimado las exigencias planteadas por el presidente del Sevilla, José María del Nido, para cambiar el horario del derbi copero con el Betis, suspendido el pasado 28 de febrero, tras la agresión sufrida por el entrenador blanquirrojo, Juande Ramos.

Por lo tanto, la eliminatoria deberá reanudarse el próximo martes a las 20:00 horas en el Coliseum Alfonso Pérez de Getafe y no a las 12:00 como exigía la entidad sevillista.

Igualmente, Competición tampoco acepta la petición del Sevilla de que se cambie la fecha y hora del Mallorca-Betis liguero, que se disputará el sábado a las ocho de la tarde, algo que desde el club que dirige Del Nido se entendía como ventajoso para el rival, dado que el Sevilla jugará el domingo por la noche con el Celta.

El propio presidente del Comité de Competición, Alfredo Florez, ha explicado los términos de la resolución. "Siempre que se juega la Copa un equipo descansa más que otro, porque no todos juegan a la misma hora. Por los motivos que ha expuesto el Sevilla no procede ningún cambio de horario. El Sevilla ha hecho una serie de alegaciones porque decía que se quedaba sin una serie de internacionales, pero la lectura de las normas de FIFA dice que no hay problemas ni con los europeos ni con el único jugador que va a jugar en otro continente", comentó, en alusión a Kanouté.

Por lo tanto, Florez no deja lugar a dudas sobre la improcedencia de esas exigencias que, como el propio Del Nido recalcó, puso sobre el tapete el club de Nervión. "Si el Sevilla no acepta esta decisión no acepta las normas FIFA", sentenció.

Habrá que esperar ahora para ver la reacción de Del Nido, quien aseguró el pasado domingo que el Sevilla haría "todo lo que esté en sus manos para suspender el encuentro" si la Federación aceptaba tales exigencias.