Fútbol/Copa.- César: "A mí se me quitan las ganas de jugar más"

Actualizado 13/04/2006 2:53:40 CET

MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

El portero del Zaragoza César Sánchez se mostró decepcionado por la derrota de su equipo en la final de la Copa ante el Espanyol (4-1), en la que fue expulsado en el minuto 75, y donde parece que se prolonga su maleficio particular ya que no conoce la victoria a pesar de disputar tres finales.

"A mí se me quitan las ganas de jugar más", afirmó el guardameta que había disputado dos finales anteriormente, ambas con el Real Madrid en 2002 y 2004, y sigue sin conocer el título.

César reconoció que siempre te "emocionas cuando ves una afición detrás como sucedió hoy y luego llegas la impotencia cuando no puedes darle la victoria".

Sobre su expulsión, al ver la segunda tarjeta amarilla al devolver una botella a la grada, apuntó que había sido "un momento de calentón y la entiendo, aunque no la primera amarilla".

César reconoció que "tras el tercer gol las cosas estaban muy mal" y los nervios le llevaron a realizar un gesto que "no debí hacerlo" a la vez que pedía disculpas a la afición.

CANI: "UNA DERROTA ASI TE DEJA CARA DE TONTO".

El centrocampista del Zaragoza Ruben Gracia 'Cani' reconocía que ante una derrota así siempre se te queda "cara de tonto" y reconoció que pese a "llevar el peso del partido siempre hemos tenido la sensación de ir a remolque".

"El Espanyol hizo su trabajo y nosotros no hemos sabido hacer el nuestro", resumía Cani que reconocía que después de lograr la igualada "el segundo gol de ellos nos hizo mucho daño, mucho más que el primero".

El centrocampista, que esta semana fue convocado por Luis Aragonés para la jornada de convivencia lo que alimentan sus opciones de acudir al Mundial de Alemania, reconocía que "habría cambiado todo lo sucedido esta semana por haber ganado la Copa".

Por último, reconocía que "el vestuario está muy mal porque había mucha ilusión por toda la gente que había venido", en referencia a los cerca de 40.000 aficionados zaragozistas que se desplazaron hoy a Madrid.

TOLEDO: "EL CARTEL DE FAVORITOS NOS HA PERJUDICADO".

El defensa del Zaragoza Delio Toledo apuntó que el cartel de favorito con el que partían antes de la final "puede ser que nos haya perjudicado. Había demasiada euforia, el Espanyol vino con humildad y se llevó la Copa".

En cuanto al desarrolló del encuentro explicó: "Nos metieron un gol pronto, empatamos y de repente nos hicieron otro gol rápido y ya no pudimos hacer nada más",

Toledo destacó el partido de sus rivales. "El Espanyol estuvo bien atrás se creció se hizo duro y no nos dejaron huecos", finalizó.