Fútbol/Copa.- López Caro: "Es un aviso para el Madrid saber que el Zaragoza eliminó a uno de los más potentes de Europa"

Actualizado 02/02/2006 14:09:00 CET

"Tantas fricciones dejan mucho que desear, no soy quien para enjuiciar, pero la palabra respeto debe estar por delante"

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El técnico del Real Madrid, Juan Ramón López Caro, aseguró hoy que el hecho de que el Real Zaragoza haya podido eliminar a "uno de los equipos más potentes de Europa" debe ser un "aviso" para los blancos en sus aspiraciones de clasificarse para la final de la Copa del Rey.

"Los méritos que el Zaragoza ha contraído hasta el presente y su nivel de rendimiento han sido sensacionales. Ha eliminado a uno de los equipos no sólo más potentes de España sino de Europa y eso será un aviso para nosotros de que para pasar la eliminatoria vamos a tener que estar muy bien preparados. Será muy difícil para ambos y los dos tenemos gran ilusión por pasar", sentenció.

Asegura que ya no le preocupa si hubiera sido mejor o peor enfrentarse al Barcelona, porque ya no hay nada que se pueda cambiar. "El objetivo era que nosotros podamos pasar. Lo dos eran muy complicados y debemos pensar que tenemos que hacer las cosas muy bien para lograr la clasificación", dijo.

El técnico no quiso ser ajeno a las últimas polémicas que se han vivido en los choques coperos, pero, fiel a su prudencia, eludió realizar críticas y pidió "respeto". "Hay un palabra que implica muchísimo, que es el respeto. Mi responsabilidad se centra en competencias limitadas y respeto las opiniones de todos, pero tantas fricciones dejan mucho que desear. No soy quien para enjuiciar, pero tengo claro que la palabra respeto debe estar por delante", recalcó.

Por otra parte, su deseo es que su propio equipo "siga creciendo" y pueda llegar a los momentos decisivos "con las máximas garantías" y que "todo el esfuerzo se vea premiado". "Me tengo que preocupar de nuestro trabajo, estamos hablando de Liga, la Copa del Rey tendremos tiempo para pensar en ese partido tan importante, pero ahora pienso en el del sábado, que será muy complicado por la evolución del Espanyol y que es fundamental para nosotros".

"El Espanyol llega en un estado anímico muy positivo. Están eufóricos y jugar en el Bernabéu es una forma de medirse profesionalmente. A nivel colectivo es un equipo enormemente bien trabajado y con grandes individualidades y es importantísimo estar muy centrado", deseó.

Así, confía en un buen resultado, después de que en Balaídos el juego de su equipo no fuera el más deseado, aunque eludió criticas concentras. "Mi trabajo tiene que estar en la intimidad. El otro día hablé de temas generales y no puedo no compartir comentarios que se sacaron en la prensa porque no hice hincapié en nada específico", indicó.

"Dije que no se hizo un buen partido, y que no estoy contento y lo que tengo que hacer es ponerme a trabajar, en la intimidad. No regalo nada, digo las cosas como las siento, y cuando digo que los jugadores se comportan en una forma excelente en la profesionalidad es que es así. Esta semana ha sido normal, pero todos nos equivocamos y a veces se puede estar desacertado", expresó.

Confía en recuperar a Sergio Ramos para el partido del sábado y que "mañana pueda entrenar con normalidad" tras habérsele extraído varias muelas el lunes. Así, tendría a casi toda la plantilla al completo, su mayor deseo: "Al final del trayecto si se consigue algo, si hay algún logro, va ser por la labor colectiva. Hay una competitividad sana y los jugadores son generosos en el esfuerzo, demostrando profesionalidad y que todos son muy importantes".

"Queremos contar con todos porque quedan muchos partidos por delante y necesitamos máxima intensidad y rendimiento de todos y todos tendrán su buena participación si siguen demostrando su gran calidad y capacidad y Ronie es un futbolista con el que nos gustaría contar siempre", añadió sobre el buen rendimiento goleador del equipo, pese a la ausencia de su ariete.

Igualmente, el preparador no dudó en elogiar a Raúl, al que consideró "una persona fuera de lo normal en el sentido del trabajo, de la ilusión y el empeño". "Ojalá lo veamos pronto dentro del grupo", deseó.

SUEÑA CON ALGUN TITULO.

Por otra parte, López Caro aseguró que "sin duda" sigue soñando con títulos esta temporada. "Creo que nuestra afición se lo merece todo, por mucho que hagamos siempre estaremos en débito con ellos por el gran respaldo que nos ha dado. Trabajamos para intentar conseguir lo máximo y me quedo satisfecho si todos somos capaces de dar el 120 por ciento. Es muy importante la satisfacción moral, pero siempre hay que hacer crecer el grado de exigencia", indicó.

Finalmente, se refirió a su próximo rival en la Liga de Campeones, el Arsenal, que no atraviesa por su mejor momento. "Esos partidos son como los de gran rivalidad, de vida o muerte. Son dos equipos de enorme calidad y la fuerza mental es importante y será importante la dosis de confianza con la que lleguemos y por eso trabajamos para ello", sentenció.