Actualizado 13/03/2007 18:21 CET

Fútbol.- Jonatas plantea su posible marcha del RCD Espanyol a su regreso de Brasil por los problemas de su padre

BARCELONA, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El brasileño Jonatas Domingos regresó hoy a Barcelona después de haber viajado a su país hace una semana sin permiso del RCD Espanyol y planteó su posible marcha del club españolista por su deseo de volver a Brasil para estar cerca de su padre, que no ha superado el secuestro de nueve días que sufrió a finales del pasado diciembre.

Jonatas, por el que el Espanyol pagó unos 2,5 millones de euros el verano pasado para cerrar su fichaje procedente del Flamengo, explicó a su llegada al aeropuerto de El Prat que acatará una posible sanción del Espanyol por su acto de indisciplina, pero que el secuestro de su padre ha provocado "problemas" por los que quiere volver a Brasil.

"Quería seguir aquí, pero he tenido muchos problemas desde que vine y lo mejor para mí es volver a Brasil para poder estar con mi familia. Si mi padre no está bien, yo no puedo estar bien aquí", declaró el centrocampista brasileño, que se reunirá en las próximas horas con el director deportivo del Espanyol, Paco Herrera.

El caso de Jonatas también será asunto de debate esta noche en la reunión ordinaria del Consejo de Administración del Espanyol, que podría sancionar al jugador por lo que consideró una falta muy grave y es posible que también estudie la rescisión de su contrato. El acuerdo entre club y jugador contempla tres temporadas más.

El brasileño justificó su viaje porque estaba "muy preocupado" ya que su padre "tiene muchos problemas después del secuestro y no está bien", y dijo haber actuado "con el corazón". Asimismo, explicó que "entendería" una sanción por parte del Espanyol, pero que espera encontrar "una solución" y que no quiere "perjudicar" al club.

"Ahora mi padre está mejor y yo también porque le he visto. Inmediatamente hablaré con el club para intentar encontrar una solución porque mi padre no quiere venir a Barcelona y, con la situación que está viviendo, yo necesito estar cerca de él", reiteró el jugador ante los periodistas a su llegada a Barcelona.