Fútbol.- Monreal (Osasuna) reconoce su "sorpresa" por la 'cláusula anti-Athletic' de su contrato, que le parece "irreal"

Actualizado 04/03/2011 17:13:53 CET

PAMPLONA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El lateral izquierdo del CA Osasuna Nacho Monreal, que ha firmado su renovación con el club navarro hasta junio de 2014, se ha declarado "sorprendido" por la decisión del presidente Pachi Izco de negociar la cláusula de rescisión de su contrato (12 millones) con cualquier club que quiera ficharle, excepto con el Athletic Club.

"Son cosas del club", aseveró Monreal, que reconoció que le "pillaron de sorpresa" las declaraciones que realizó el presidente osasunista. "Yo no tengo nada en contra del Athletic. Y estoy seguro de que si el Athletic viene aquí con 12 millones, Osasuna me va a decir, vete. Que no quieren negociar con ellos... es asunto del club", señaló.

El lateral navarro es consciente del "lío que hay entre los dos clubes", Osasuna y Athletic, pero reiteró que le sorprende la decisión de Izco, que "intenta decir que si viene algún equipo va a poder negociar, excepto si es el Athletic, con el que no va negociar; la cláusula y punto", indicó.

"Eso de cerrarse las puertas... me sorprende", incidió. "Pero no es cosa mía, sino del club. Yo no me voy a cerrar ninguna puerta. Puedo tener más afecto hacia unos equipos que hacia otros, pero eso de la cláusula anti-Athletic me parece irreal", aseveró.

El defensa reconoció que los 12 millones de euros de su cláusula "es un cantidad alta" y es "difícil que un equipo venga y la pague íntegramente" porque en una coyuntura de crisis como la actual los clubes intentan "ajustar sus presupuestos y no hay mucho dinero".

Al margen de la polémica, Monreal se mostró "contento" de poder seguir hasta 2014 en Osasuna. "Meses atrás iniciamos las negociaciones, se retrasó por diferentes asuntos, pero mi primera opción era renovar, antes o después. En ese sentido todos estábamos muy tranquilos porque sabíamos que este día iba a llegar", afirmó.

Sobre los motivos del retraso, explicó que "las conversaciones empezaron antes de navidades", pero luego llegó su "lesión, la salida de Juanfran, el fichaje de Coro y Cejudo, el cambio de entrenador,..." "Varias circunstancias en las que el club ha tenido que estar más pendiente antes de mi renovación. Pero yo ya les había dado mi palabra y ya sabía que iba a renovar. Ambos lo sabíamos y era cuestión de saber cuándo", añadió.

Monreal negó tajantemente que esté pensando en una posible marcha del club. "Acabo de renovar y no estoy pensando en irme; si no, no habría renovado". Aunque precisó que "si viene un club que pone dinero", y tanto Osasuna como él están de acuerdo, "nunca se sabe".

Zanjado el tema de la renovación, el jugador se refirió al choque frente al Málaga y el objetivo de conseguir la primera victoria fuera de casa: "Tenemos varios partidos bonitos. Vamos a intentar cambiar, aunque llevamos poco tiempo con el nuevo entrenador y no es fácil cambiar todo de la noche a la mañana. Tenemos que espabilar", apremió.

Nacho Monreal no podrá jugar el partido de La Rosaleda al estar sancionado y reconoció que lo pasará "mal". "Se sufre muchísimo. Ojalá que el equipo nos dé una alegría", concluyó.