Fútbol.- Los narcotraficantes del 'Cartel de Cali' controlaron las convocatorias de Colombia según cuenta un libro

Actualizado 03/11/2007 21:19:01 CET

BOGOTÁ, 3 Nov. (EP/AP) -

Los narcotraficantes del 'Cartel de Cali', en la actualidad detenidos en Estados Unidos, controlaron a su antojo la Federación Colombiana de Fútbol, la conformación de la selección nacional y un buen número de árbitros, según reconoció Fernando Rodríguez Mondragón, sobrino de uno de los miembros de esta organización, en su libro 'El Hijo del Ajedrecista'.

Este libro, más las declaraciones de los medios locales del propio autor, reveló detalles sobre la supuesta penetración del narcotráfico en la federación y los equipos, entre ellos el América de Cali, manejado durante años por su tío Miguel.

El hijo de Gilberto Rodríguez Orejuela, ex jefe del 'Cartel de Cali', después de abandonar la cárcel por narcotráfico hizo declaraciones sobre la profunda influencia de su familia en el balompié, la farándula, algunos medios y hasta en la política.

Aunque en Colombia es de conocimiento popular la legada del narcotráfico en el fútbol, es la primera vez que un miembro de la organización desarticulada tras la detención de los hermanos Rodríguez Orejuela revela intimidades y nombres.

La fiscalía investiga muchas denuncias sobre la penetración del narcotráfico en el fútbol local y ahora se ocupa de la supuesta inyección de dineros del paramilitarismo en varios equipos, entre ellos el Deportivo Pereira.

"Por lo que está en el libro y su contenido yo respondo y en el momento que lo soliciten presento pruebas", afirmó Rodríguez Mondragón, que está distanciado de su familia tras la publicación del libro, afirmó que el vicepresidente de la federación, Alvaro González, presuntamente designaba árbitros que aceptaban sobornos para favorecer al América y que León Londoño, Juan José Bellini y Alvaro Fina ascendieron a la presidencia de la federación por influencia de su tío.

Rodríguez Mondragón señaló que "en la década de la gran corrupción, la de los noventa, todos sabían que por algunas personas se podía llegar a cualquier árbitro. La práctica la hacían muchos equipos, no solo el América".

González Alzate, a través de la oficina de prensa de la federación, anunció que no entraría en polémicas con Rodríguez Mondragón y que "estudia la posibilidad de recurrir a acciones legales".

Según el autor del libro "los ex presidentes de la federación (supuestamente impuestos por su tío) fueron León Londoño, que era amigo personal de los Rodríguez; Juan José Bellini, de quien cualquier cosa que diga sobra, pues fue la mano derecha de mi tío en el América y en la Federación y Alvaro Fina era incondicional de los Rodríguez".

Rodríguez Mondragón admitió el sábado que su familia impuso jugadores en la selección nacional y anotó que Francisco Maturana fue su entrenador y también el del América. "Maturana fue técnico del América. Es difícil que un técnico que haya pasado por un equipo donde le pagaron muy bien y luego fue a la selección. Si lo llaman para decirle que ponga a un jugador, pues él lo pone", señaló.

Mondragón afirmó además que su tío impuso como médicos de la selección a Germán Alberto Ochoa (hijo del médico Gabriel Ochoa, entrenador del América durante varios años) y a Héctor Fabio Cruz. Londoño, Bellini, Fina, Maturana, Cruz y los Ochoa aún no han salido al paso de los señalamientos de Rodríguez Mondragón.