Fútbol.- Sánchez Flores asegura que el partido contra el Nàstic es de los que "marcan las diferencias" en la Liga

Actualizado 23/02/2007 14:12:18 CET

VALENCIA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

El entrenador del Valencia Quique Sánchez Flores ya advirtió tras el empate contra el Inter de Milán que el equipo debía cambiar el 'chip' para el partido del domingo contra el Nàstic porque, según comentó hoy, son encuentros de los que "marcan las diferencias" en la Liga.

El técnico apuntó que choques como el del domingo son los que permiten "dar saltos para obtener objetivos importantes". Sánchez Flores recordó que en las próximas tres semanas "hay muchos enfrentamientos directos, por lo que es un tramo importante de la competición y el Valencia debería aprovecharlo".

El preparador afirmó que el equipo salió "reforzado" ante un buen rival tras el empate contra el Inter. "Se dio una buena respuesta que marca el nivel del equipo, pero ahora se va hacia un partido muy distinto", advirtió.

El entrenador blanquinegro apuntó que el escenario del domingo será "complicado ante un rival que agota sus oportunidades para estar en la categoría". "La presión del rival será mayor que la del miércoles", afirmó.

HABRÁ ROTACIONES.

El enfrentamiento contra el Nàstic permitirá a Quique Sánchez Flores aplicar un sistema de rotaciones medio obligado, ya que recupera a Vicente y Baraja y pierde a Albiol y Marchena por sanción.

El preparador adelantó que habrá cambios, "todos los que no pudo haber antes". "Ahora puede que sea el momento porque hay un grupo que debe dar un paso adelante", mandó a modo de mensaje. Sánchez Flores explicó que si el Valencia "quiere aspirar a cosas importantes, el grupo debe ser mayor, porque de ahí tiene que salir la fuerza del bloque".

El técnico es consciente de que para algunos jugadores "es el momento de decir aquí estamos, pero no es una reválida". Los que salgan en Tarragona "se tienen que responsabilizar, pero no hay que meterles más presión". Quique Sánchez considera que "son gente de elite y la fuerza será el poder manejar más jugadores y que el equipo no note el cambio".

El preparador aseguró que el temor es menor que tras el éxodo de jugadores por los partidos de las selecciones porque él ha podido manejar los entrenamientos. "Antes de Getafe sólo entrenamos con siete futbolistas, pero estamos relativamente tranquilos", repitió.

Dos de los que vuelven a la convocatoria, aunque de entrada no estarán en el equipo titular son Vicente y Baraja. "Son dos jugadores que le sientan bien al equipo, los estamos esperando porque suben el nivel del equipo", reconoció.

Sánchez Flores dejó entrever que Baraja no saldrá de inicio. "El centro del campo funciona bien y rápido y no sé si Baraja está para el inicio", pensó en voz alta. Lo que sí aclaró es que "es importante que tenga minutos, pero habrá que tener precaución". El técnico fijó el regresó del centrocampista a la titularidad para más adelante "porque lo más importante está por llegar". El que posiblemente no esté en la convocatoria es Asier Del Horno por problemas personales que le podrían hacer viajar a Bilbao.

Tras el partido de Villa y Silva en San Siro, varios clubes europeos han vuelto a poner sus ojos en los dos valencianistas. Sánchez Flores no teme la salida de ninguno de los dos porque "este equipo está considerado como uno de los mejores en Europa". "El Valencia merece tener jugadores de este nivel y seríamos pequeños si porque hay jugadores que lo hacen bien merecen estar en otro equipo", explicó.

El preparador destacó que ambos son "muy importantes pero el Valencia aspira a tener jugadores más importantes". "A silva y a Villa les queda mucho por mejorar, lo saben y se convertirán en jugadores excelentes", adelantó.

Por último, Sánchez Flores le quitó importancia a las pintadas contra Ayala "porque el respeto de Ayala se percibe en la grada". "El respeto se mide cuando jugando ante 50.000 te sientes respetado, la afición ha reconocido el valor del jugador", concluyó.