Actualizado 20/08/2007 20:23 CET

Fútbol.- El técnico del Futsal Cartagena avisa de que sus objetivos serán "totalmente distintos" a los del Polaris World

MADRID, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

El técnico del Futsal Cartagena, David Marín, advirtió de que las aspiraciones del equipo son "totalmente distintas a las del Polaris World, cuyo objetivo era ganar títulos", ya que el nuevo conjunto cartagenero es "un club nuevo, modesto, con un presupuesto inferior y que empieza a andar con mucha ilusión".

"La decisión de Polaris fue un palo para todos, y yo no tenía mucha fe en que Cartagena pudiera iniciar un proyecto nuevo en la máxima categoría. Sin embargo, el club ha ido tomando forma poco a poco, y ahora ya estamos inmersos en pretemporada, lo que es una gran noticia", afirmó el técnico en declaraciones a la web de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS).

Marín recordó que el propósito del equipo para la próxima temporada es "no pasar apuros para conseguir la permanencia" y establecerse "en una posición cómoda en la tabla". "Lo que está claro es que el rendimiento del equipo es una incógnita, porque todo es nuevo, tanto el club, la plantilla como el propio técnico", añadió.

Junto a Marín, que ejerció como segundo entrenador de Polaris en las últimas dos campañas y media, Balo es el único jugador que sigue en la plantilla con respecto a la temporada pasada. En total, se han realizado 11 incorporaciones, algunas de ellas contrastadas, como son los casos de Serpa, Javi Matía o Jordi Gay.

"Si tuviéramos a tiro ambos objetivos, lucharíamos por clasificarnos, pero el equipo aún está en crecimiento y nos queda mucho trabajo por delante para encontrar la solidez necesaria", apuntó el técnico del Futsal Cartagena sobre la clasificación para la fase final de la Copa de España y el 'play-off' por el título.

David Marín explicó que la pretensión del club a la hora de confeccionar la plantilla ha sido la de "combinar la gente experta con la juventud para conformar un equipo competitivo y que dé mucha guerra", ya que, aseguró, no se puede "arriesgar demasiado con jugadores sin experiencia en la categoría, porque la División de Honor es otro mundo".

Finalmente, el máximo responsable técnico del conjunto cartagenero definió como un "premio" la posibilidad de disputar la Supercopa de España, que se celebrará los días 8 y 9 de septiembre en Benicarló (Castellón), y que se erige en el primer compromiso oficial para el club. "Será una buena oportunidad para calibrar nuestro estado de forma y seguir creciendo como equipo. Intentaremos dar la sorpresa", concluyó.