Actualizado 28/06/2010 21:58 CET

Fútbol.- Txiki Begiristain y Joan Oliver dejarán el FC Barcelona este miércoles

El secretario técnico ha comunicado su renuncia sin dejar a Rosell ninguna propuesta para sucederle

BARCELONA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El director general del FC Barcelona, Joan Oliver, aseguró en su última rueda de prensa como empleado del club blaugrana que junto a él también dejará la entidad el próximo 30 de junio el secretario técnico, Txiki Begiristain, que anunció en la última Junta Directiva presidida por Joan Laporta su renuncia al cargo.

Begiristain, que hasta el momento había pedido tiempo para tomar una decisión, y con quien quería hablar el presidente electo, Sandro Rosell, anunció hoy que no continuará al frente de la secretaría técnico del club blaugrana. Tras años en el cargo y muchos fichajes realizados, tanto con éxito como polémicos, el vasco dejará espacio libre para el hombre que escoja Rosell.

"Txiki ha confirmado que deja el club el 30 de junio. Ha sido un momento emotivo, porque diversos directivos y el presidente han tomado la palabra para agradecerle el trabajo hecho. Txiki ha agradecido al presidente la oportunidad e insistió en que estará a disposición del nuevo secretario técnico", manifestó Oliver.

En este sentido, el todavía director general recordó que la decisión de Begiristain ha sido la "esperada", por lo que "no ha cogido a nadie por sorpresa". "El presidente ha vuelto a decir aquello que le habéis oído decir cien veces, que ficharle ha sido lo mejor que ha hecho en los 7 años como presidente", señaló. "Al final ha habido un pequeño aplauso, más de comida familiar que de otra cosa", añadió.

En cuanto a su marcha, Oliver explicó que cobrará el finiquito establecido en su contrato y que dejará el cargo el 30 de junio. Preguntado por las auditorías de seguridad, el famoso 'espionaje' a cuatro vicepresidentes del club, aseguró que no se arrepiente de ninguna de las acciones llevadas a cabo.

"No me arrepiento de nada de lo que he hecho estando en el Barça. He hecho lo que creía que había que hacer. Hay cosas que con el paso del tiempo se conocerán y explicarán, pero no me dedico a conocer cosas que no se conocen", explicó. "Mi figura a nivel público no puede ser erosionada porque sólo se puedo erosionar aquello que existe y es consistente", añadió enigmático.

Por último, atribuyó su marcha y la de Txiki a la falta de confianza con Rosell, y es que sus cargos deben ser escogidos por el presidente. "Lo he dicho muchas veces. Cuando uno ocupa un sitio como éste, el primer día que llega tiene que tener la maleta hecha para irse. Considero que mi posición, como la de Txiki, depende directamente de la confianza de la Junta y el presidente y lo sensato y normal es que cada Junta tenga en estas posiciones a personas de confianza", manifestó.