Fútbol.- Valcke aclara que Qatar no compró el Mundial 2022 y que no hay "ninguna investigación" por este hecho

Actualizado 30/05/2011 20:07:07 CET

"No me refería a una compra de votos, quería decir que utilizó su fortaleza financiera para hacer 'lobby' y conseguir apoyos"

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de FIFA, Jérôme Valcke, ha explicado que cuando dijo que Qatar había "comprado" el Mundial de 2022 no se refería a que hubiera pagado por conseguir votos, sino que la candidatura utilizó sus recursos económicos "promocionarse" y ganar adeptos.

"Lo que quería decir es que la candidatura ganadora utilizó su fortaleza financiera para hacer 'lobby' y conseguir apoyos. Era una candidatura con un presupuesto muy importante y lo utilizaron en gran medida a promocionarse en todo el mundo de una manera muy eficiente", explicó en un comunicado.

Así, dejó claro que "en ningún momento" se refería a una "compra de votos" o a cualquier otro tipo de "comportamiento poco ético", cuando habló de este asunto en un e-mail que le remitió al presidente de la presidente de la CONCACAF, Jack Warner.

Warner hizo público un correo electrónico en el que Valcke se refería a los motivos por los que Mohamed bin Hammam se había presentado como candidato a las elecciones a la presidencia de la FIFA, carrera de la que se retiró el domingo, horas antes de ser ambos suspendidos por la Comisión de Ética.

"Nunca entendí por qué Mohamed Bin Hammam se estaba presentando. Si realmente piensa que tiene una oportunidad o solo es una forma extrema de expresar lo poco que le gusta JSB (Blatter). O piensa que puedes comprar a la FIFA como compraron la WC (Copa del Mundo), indicaba el 'e-mail' de Valcke.

"Tengo una apuesta, se retirará, pero lo hará el 1 de junio (fecha prevista de las elecciones) después de diez minutos de discurso. Por hacerlo así, puede decir que presiona a Blatter a hacer nuevos compromisos y salir bajo una ovación", añadía.

Por este motivo, Valcke trató de aclarar cualquier malentendido, dejando claro, por otra parte que "no existe ninguna investigación abierta en relación a la elección de la sede de 2022".

Además, el francés reiteró que no había tenido "influencia alguna" en la decisión de la Comisión de Ética, y reiteró su "respecto por su independencia". "Como dice el Código Ético, mi labor es informar a la Comisión de cualquier prueba de violación del código de la que me informen los miembros", recalcó.

Y es que fue él quien notificó la denuncia del secretario general de la CONCACAF y miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA, Chuck Blazer, sobre una posible acusación de soborno debido a la reunión que mantuvieron con la Unión Caribeña de Fútbol (CFU) Jack Warner y Mohamed Bin Hamam

Por otra parte, el secretario general reiteró que "en estos tiempos difíciles para la FIFA" su "compromiso y dedicación son tan altos como siempre". "Esto implica buscar maneras de mejorar su gobierno y ofrecer herramientas y procedimientos que le ayuden a enfrentarse a los nuevos retos", advirtió.

"La FIFA es una gran asociación, organiza el evento de un solo deporte más popular en la tierra, el Mundial, desarrolla el fútbol en todo el mundo y utiliza el poder del juego para el cambio social positivo. Eso es la FIFA", sentenció.