Actualizado 08/08/2009 18:27 CET

El Inter pierde la Supercopa de Italia en favor del Lazio (1-2)

PEKÍN, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Inter de Milán sufrió la primera decepción de la temporada al caer derrotado (2-1) en el Nido Olímpico de Pekín ante el Lazio, que suma su tercer título en esta competición, en un encuentro en el que Jose Mourinho alineó a todos los fichajes de la escuadra, entre los que se encuentra el camerunés Samuel Eto'o.

El equipo lombardo decepcionó con un juego lento y previsible en la media, que apenas inquieto a un Lazio muy bien asentado en el campo. Los pupilos de Davide Ballardini salieron a esperar a un Inter que sólo inquietó cuando Eto'o y Diego Milito conectaron entre ellos.

El partido, pese a ser muy espeso, tuvo una gran espectación al lograrse el lleno previsto en el estadio olímpico de Pekín. No en vano, los 2,5 millones de euros que el gobierno chino para que se juegue allí han tenido sus fruto al introducir publicidad en mandarín en las camisetas.

Mientras, el equipo de Mourinho decepcionaba con un cuatrivote defensivo -Cambiasso, Muntari, Motta y Stankovic- que provocaba una neutralización absoluta del fútbol ofensivo de la Lazio y una lentitud de movimientos en el ataque interista.

Sólo una genialidad de Eto'o o Milito podía romper el resultado inicial y el camerunés a punto estuvo lograr abrir el marcador cuando en un error garrafal de la defensa romana, quebraba a Muslera y fallaba con su zurda a puerta vacía.

LA FORTUNA DE LA LAZIO

El equipo de capital no hacía acto de presencia en ataque, salvo en jugadas a balón parado, y en una de ellas, la suerte de alió con el ex zaragocista Matuzalem, que tras varios rebotes en el área remató ante Julio César, cuyo rechace dio en la cara del brasileño para que éste abriera de esta forma la cuenta.

Con los romanos agazapos, el Inter volvió a apretar, apelotonando a gente en torno al área y disparando desde lejos, pero el uruguayo Muslera se mostró muy seguro en todo momento y evitó cualquier sobresalto para los intereses celestes. En un contragolpe, Rocchi cazó un pase de Matuzalem para superar la salida de Julio César con una excelsa vaselina.

APARECIÓ ETO'O

El Inter parecía no tener más argumentos para batir a un Lazio muy bien organizado. Mourinho introdujo a Balotelli para revolucionar el partido con sus continuas conexiones con Samuel Eto'o. En un robo, del internacional italiano sub-21, el canterano del Inter habilitó al camerunés a bote pronto logró su primer gol en un partido oficial con los italianos.

Los neoazurros realizaron un esfuerzo final, que a punto estuvo de rubricarle beneficios con dos ocasiones claras a menos de cinco minutos para el final. La primera de ellas fue un disparo de Diego Milito que desvió levemente Eto'o para que se colara en la portería de Muslera. El árbitro anuló el tanto por fuera de juego del ex barcelonista, que aún tuvo una última opción con una falta que rozó el larguero.

Lo más leído

  1. 1

    Limitadas en toda Galicia las reuniones a cinco personas y en Santiago solo a convivientes

  2. 2

    Podemos critica la condena de la presidenta de Infancia Libre y lo atribuye a la "justicia patriarcal"

  3. 3

    El Gobierno avisa de que el toque de queda requeriría del estado de alarma y pregunta al PP si lo apoyaría

  4. 4

    Filtradas fotos de la temporada 5 de La Casa de Papel que revelan el cambio de líder en la banda

  5. 5

    El Gobierno francés confirma que el profesor decapitado el viernes fue objeto de una fatua