Juanfran pone fin a su etapa en el Atlético de Madrid

438060.1.644.368.20190523122010
Vídeo de la noticia
Publicado 23/05/2019 12:20:10CET

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

El futbolista alicantino Juanfran Torres confirmó este jueves su adiós al Atlético de Madrid, conjunto en el que ha militado desde enero de 2011, formando parte de una de las mejores épocas del club madrileño y siendo casi fijo para Diego Pablo Simeone.

En estos ocho cursos y medio en el Atlético, Juanfran ha ganado siete títulos, destacando sobre todo el de LaLiga de la temporada 2013-2014. Además, se marcha con dos Ligas Europa (2012 y 2018), dos Supercopas de Europa (2012 y 2018), una Copa del Rey (2013) y una Supercopa de España (2104).

También jugó las dos históricas finales (2014 y 2016) de la Liga de Campeones ante el Real Madrid, con el amargo recuerdo sobre todo de la de 2016 en San Siro, donde falló su penalti en la tanda decisiva que volvió a coronar al conjunto madridista.

El de Crevillente, de 34 años, llegó al equipo colchonero en el mercado de invierno de 2011, procedente de Osasuna y después de haberse criado en las categorías inferiores del gran rival en la ciudad, un Real Madrid, en cuyo primer equipo llegó incluso a debutar.

Pese a que su posición era la de interior diestro, en su primera campaña completa con el Atlético, Gregorio Manzano le retrasó hasta la defensa para hacerle jugar de lateral y tras la marcha en diciembre de 2011 del jienense, el 'Cholo' Simeone le mantuvo ahí, donde se consagró como uno de los mejores de su posición en el fútbol nacional.

De hecho, Juanfran fue llamado por Vicente del Bosque y llegó a ser en 22 ocasiones internacional, disputando las fases finales de la Eurocopa de 2012 y 2016, y del Mundial de 2014. En la cita de Francia de hace tres años, jugó los cuatro partidos de titular, mientras que en Brasil disputó el trámite del duelo ante Australia.

Con todo, el alicantino ha sido clave para el técnico argentino, sobre todo hasta la campaña 2015-16. A partir de ahí, la llegada primero del croata Sime Vrsaljko y, en esta recién acabada campaña, la del colombiano Santiago Arias, más algunos problemas físicos, aumentaron la competencia en ese puesto y no jugó con tanta asiduidad.

Su adiós es otro duro golpe al armazón defensivo del Atlético de Madrid, ya resentido tras las marchas del central uruguayo Diego Godín y del francés Lucas Hernandez. De la defensa titular que más rendimiento le dio a Simeone, sólo queda el lateral izquierdo Filipe Luis, cuyo futuro tampoco está claro, el portero esloveno Jan Oblak, que renovó hasta 2023, y el central uruguayo José María Giménez.

Contador

Para leer más