Keylor Navas: "Con Solari no iba a jugar, estaba claro"

Publicado 20/03/2019 0:13:02CET
EL PARTIDAZO DE COPE

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El portero del Real Madrid Keylor Navas ha asegurado que tenía "claro" que con el anterior entrenador, Santiago Solari, "no" iba "a jugar" hiciese lo que hiciese, y ha indicado que no le gustaría "volver a pasar" un año "igual a este", además de afirmar que Zinédine Zidane siempre le va "a decir la verdad".

"La gente me preguntaba si iba a jugar y sinceramente no lo tenía claro, no sabía lo que iba a pasar. Tenía una ilusión grande y sentía que podía haber una posibilidad, porque había cambiado el entrenador. Con el entrenador anterior no iba a jugar, eso estaba claro. Con un entrenador nuevo siempre se abren puertas, y esa era la respuesta que yo daba", señaló en una entrevista a 'El Partidazo de COPE' con Juanma Castaño.

En este sentido, afirmó que llevaba "más de 20 partidos en el banquillo", por lo que "más claro no podía estar", y que daba igual lo que hiciera. "Yo siempre he tratado de ser un profesional, de esforzarme. Al final, trataba de no enfocarme sólo en eso, sino en ver que soy un privilegiado, ver el club donde estoy y ver que tengo una familia por la cual tengo que luchar, y eso me motivaba para vencer ese tipo de cosas y hacer las cosas bien. Tanto mis compañeros como el mismo cuerpo técnico que había sabían cuál era mi desempeño entrenando, y yo sé que eso está clarísimo", manifestó.

Además, reconoció que habló con Solari sobre los motivos de su suplencia, pero aseguró que eso "son cosas del pasado". "Es como sacar tierra de lo enterrado y no vale la pena. Hay que enfocarse en la nueva etapa con Zidane y disfrutar de lo que venga. Ahora estoy muy tranquilo, porque es un gran entrenador y sé que le da oportunidades a todos los futbolistas, no sólo a mí", indicó.

"Me dijo que me respetaba como profesional y como futbolista, pero nada más. Hasta ahí llega el respeto y ya está, pero todo cambia en la vida y le deseo lo mejor donde vaya. Fue una etapa complicada en mi vida y no la voy a recordar con mucha emoción", añadió.

Por otra parte, el guardameta costarricense se mostró bastante molesto con los rumores de que no estaba entrenando bien. "La lengua no tiene hueso y el papel aguanta que le pongan lo que quiera. Me lo tomé hasta con humor, porque tengo la conciencia muy tranquila", dijo.

"La verdad no hay quien la esconda. No soy un robot, pero la gran mayoría de los entrenamientos que yo he hecho en el Real Madrid, todos han estado a un mismo nivel. Eso se lo puedo defender enfrente de quién usted quiera, mirándole a los ojos y que me diga lo contrario en mi cara. Es como cuando usted va a un juicio y sabe que es inocente: va tranquilo", continuó.

Sobre la situación, confesó que sus compañeros de vestuario no le dejaron "solo nunca", como tampoco a Isco, otro de los 'olvidados' de Solari. "Sí, estábamos en la misma situación. Yo tengo el privilegio de tener compañeros increíbles: Nacho también ha estado ahí, Marcelo ha estado muy cerca, Sergio como capitán... Todos, no quiero olvidarme a nadie", subrayó.

"ZIDANE ME VA A DECIR LA VERDAD, ME DA MUCHÍSIMA TRANQUILIDAD"

Navas explicó también que Zidane le confirmó que iba a ser titular ante el RC Celta en la charla antes del partido, y que eso le emocionó "muchísimo". "Yo lo que quiero es jugar, y el míster va a tener que tomar decisiones. Yo estoy a su disposición, y yo sé que si en algún momento hablamos él me va a decir la verdad. Me da muchísima tranquilidad saber el entrenador que tengo", expuso.

Sobre su competencia con el belga Thibaut Courtois, explicó que es "sana". "Yo no tengo ningún problema en llevarme bien y convivir con las demás personas", señaló, calificando de "normal" su relación con él. "El entrenador toma una decisión y ya está. Puede ser Courtois o Fulanito. Yo no me tomo las cosas personales con nadie, y trato de llevarme bien con todo el mundo, siempre defendiendo mi trabajo y esforzándome para jugar la mayoría de partidos posibles", prosiguió.

El portero centroamericano también reconoció que la temporada está siendo "bastante complicada" y que les está poniendo "a prueba física y mentalmente", y aseguró que el último día de la fase de grupos, en el que Solari le quitó la titularidad, fue "bastante feo". "Ya estábamos clasificados, se le dio la oportunidad de jugar a casi todos mis compañeros y a mí no", recordó.

"Obviamente es difícil aceptarlo, pero le hice frente a la situación y seguí trabajando. Lo veo como piedras que se atraviesan en el camino y uno las va recogiendo, no trata de driblarlas, sino de llevarlas para cada día ser más fuerte y estar preparado para lo que venga", añadió.

Sin embargo, afirmó que "no era el momento" de plantearse marcharse. "A lo mejor si mi situación hubiera estado igual, faltan dos partidos para terminar la liga y nada va a cambiar, pues es momento de sentarse y valorar las cosas que puedan pasar, pero era muy temprano y siempre tuve fe de que algo iba a cambiar, de que Dios siempre se acuerda de mí", expresó.

"Tengo contrato, mi ilusión siempre ha estado puesta en el Real Madrid y ya estamos enfocados en lo que viene. Sé que lo he dado todo por este club y lo seguiré dando mientras esté aquí, pero un año igual a este no me gustaría tener que volver a pasarlo", concluyó.

Para leer más