Lenglet: "No creo que haya problemas con Dembélé"

Lenglet durante el partido FC Barcelona-Girona
MIGUEL RUIZ/FCB - Archivo
Publicado 14/11/2018 12:43:11CET

BARCELONA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El jugador del FC Barcelona Clement Lenglet ha comentado que no cree que exista un "problema" con su compañero y compatriota Ousmane Dembélé, pese a haber quedado fuera de la última convocatoria y haber llegado tarde al Camp Nou ante el Betis, mientras que a nivel personal ha asegurado estar muy adaptado al equipo y a la ciudad.

"No creo que haya ningún problema con él, estuvo enfermo, no pudo estar en el entrenamiento y el míster eligió a otro jugador. Son cosas que pasan en todos los clubes", comentó en una entrevista a 'Goal.com' recogida por Europa Press.

No obstante, un peso pesado del vestuario blaugrana como es Gerard Piqué envió un mensaje al galo en los medios, asegurando que debía ser futbolista las 24 horas del día después de que Dembélé, no convocado para el duelo ante el Betis, llegara tarde al estadio.

"Bueno, si Dembélé estaba serio en la grada creo que es comprensible. Estábamos perdiendo y si se ponía a reír la gente no lo iba a entender, tampoco", comentó al respecto Lenglet.

Por otro lado, el exsevillista subrayó que hablar con Leo Messi es "distinto a todo". "Cuando el mejor jugador del mundo habla hay que escuchar muy atentamente. Y no solo eso. También hay que abrir muy bien los ojos y fijarse en lo que hace", manifestó.

Preguntado por si el '10' daba más respeto como rival o como compañeros, señaló que lo hace "de las dos maneras". "Como rival intentas pararle pero siempre sabíamos que era muy difícil", recordó de su paso por el Sevilla.

"Como compañero es distinto porque te puede cambiar el partido, pero sigue siendo una persona muy humilde, tiene un gran respeto por todo el mundo y eso hace todavía más grande su leyenda", apuntói al respecto.

A nivel personal, el francés está adaptado al club, pero sorprendido con varias cosas. "Del club me alucina su grandeza, todo está preparado para ganar y que los jugadores den lo mejor de sí mismos", admitió el zaguero.

Y, en su primer partido, logró la Supercopa de España ante el Sevilla, su exequipo. "Fue un partido muy difícil. Era mi primer partido con el Barcelona, iba a ser contra mis excompañeros y con la posibilidad de ganar el primer título de mi carrera", confesó. "Hicimos un buen partido y logramos una victoria importante", añadió.

Pese a su titularidad icontestable, por lo menos hasta la vuelta del lesionado y también compatriota Samuel Umtiti, Lenglet cree que tiene "todo por mejorar". "Hay que progresar en todos los aspectos para ser mejor. En un club así hay que trabajar pensando en la perfección y yo estoy lejos de eso. Quiero progresar y aumentar mi capacidad aunque a veces las cosas salen bien y otras veces no tanto", se sinceró.

"Quedan por ver muchas cosas. No estoy a tope porque tengo veintitres años y hay mucho que aprender. Pero a medida que el tiempo pasa me voy sintiendo más cómodo. Poco a poco voy a ir soltándome para enseñar más cosas", declaró al respecto.

Eso sí, la adaptación al estilo del Barça, a su ADN, ya está superada. "Es un estilo muy distinto al del resto de clubes. Hay que pensar antes de recibir, posicionarse siempre bien para ir de un lado a otro y pensar siempre sobre el campo. Para los defensas es complicado", reconoció sobre el hecho de tener que defender muy lejos de la portería.

Por otro lado, Lenglet negó tener prisa por ser internacional absoluto con Francia. "Tengo mucho que aprender todavía. Si no estoy en la lista es porque me faltan cosas pero estoy trabajando en Barcelona con los mejores del mundo y esto me hace crecer. No soy impaciente", sentenció.

Contador