Una 'manita' del Barça al Madrid puede despedir a Lopetegui

FC Barcelona - Real Madrid
REUTERS
Actualizado 28/10/2018 18:34:17 CET

Una 'manita' del Barça al Madrid puede despedir a Lopetegui Luis Suárez firma un 'hat-trick' en un Clásico de dominio blaugrana salvo en 20 minutos de poderío blanco

BARCELONA, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Clásico del Camp Nou ha dejado como claro ganador al FC Barcelona, que le ha endosado un 5-1 al Real Madrid en esta décima jornada de LaLiga Santander pese a no contar con el lesionado Leo Messi, gracias a un 'hat-trick' de Luis Suárez que deja a los blancos a 7 puntos y podría significar el adiós de Julen Lopetegui como técnico madridista.

Una gran primera parte del Barça y un final eléctrico permitieron a los blaugranas recuperar el liderato, ganar otra vez un Clásico en LaLiga en casa después de tres ocasiones sin hacerlo --una victoria del Madrid y dos empates--, y alejar a esos 7 puntos a un eterno rival que tuvo 20 minutos de gloria pero que sigue en crisis.

Al final, con el partido loco, pudo llegar el sexto del Barça, pero lo evitó Courtois ante Suárez, o el 5-2 del Madrid, pero erró Benzema la segunda gran ocasión que tuvo este domingo. Movió bien las fichas Lopetegui al descanso y pudo meterse en el partido su equipo, pero Valverde respondió bien. Arturo Vidal, recién entrado, puso el 5-1 de cabeza a centro de Dembélé, otro refresco del 'Txingurri'.

En el global del choque, el Barça estuvo mucho mejor en un partido que también pasará a la historia por ofrecer el primer penalti pitado por el VAR en un Clásico; sobre Suárez por empujón de Varane y marcado por el uruguayo, que no engañó a Courtois pero sí le superó.

Fue uno de los tres goles con los que se quitó muchas 'espinitas' de encima el delantero. El segundo, de cabeza y dando tranquilidad a su equipo con el 3-1. Y, el tercero, gracias a un balón largo de Sergi Roberto, que la robó a Sergio Ramos, y vaselina ante la salida de Courtois al más puro estilo Messi, el de su amigo, que lo celebró en la banda.

En la primera parte el Barça dominó el partido por completo, con mejor presión y posicionamiento, dos goles y ocasiones para ampliar más el marcador, como la gran parada a mano cambiada de Courtois a disparo colocado de Arthur o una contra, justo antes del descanso, que Luis Suárez no culminó. Sí entró, en el minuto 11, un disparo de primeras de Coutinho tras una buena jugada colectiva, y el penalti a la media hora.

Para intentar cambiar el guión del partido, tras ese 2-0 al descanso, y propiciado por las molestias de Raphael Varane, Julen Lopetegui optó por situar una defensa de tres, con Nacho, Casemiro y Ramos, con Lucas Vázquez en el lateral diestro y Marcelo por el carril izquierdo. Y, lo más importante, libertad de movimientos para Isco.

Este cambio dejó un cuarto de hora inicial de segunda parte muy buena para el Real Madrid, que recortó distancias gracias a un Marcelo que lleva tres goles en cuatro partidos. Un mal rechace, un rebote, y un gol casi a placer del brasileño que cambiaba todo, y provocó los mejores momentos blancos y los peores blaugranas.

Tardó algo en reaccionar Valverde, pero lo hizo. Primero, situando a Semedo en el lateral y a Sergi Roberto más adelantado, con Rafinha fuera. Y, después, buscando la velocidad de Dembélé. Cambios que surgieron efecto ya antes del 3-1 de Luis Suárez, que con un preciso remate de cabeza a media altura, con apenas un cuarto de hora de juego, hizo bueno un centro de Roberto.

Antes de los movimientos de ajedrez, y como ante el Inter de Milán, Ernesto Valverde situó a Rafinha en el once inicial como falso extremo derecho. El brasileño vivió por el interior para ayudar a la creación y dejar sitio a Sergi Roberto, en ataque, y contribuir a una de nuevo gran presión colectiva de los catalanes, que dificultaron la salida de balón del Real Madrid.

Además, la banda izquierda fue una autopista, libre de peaje, para Jordi Alba. El carrilero fue fundamental en la apuesta blaugrana, subiendo una y otra vez ante la pasividad defensiva de Gareth Bale. En el primer gol dio la asistencia, y fue un auténtico dolor de cabeza para Nacho.

De nuevo destacó Arthur. Se dio a conocer en Wembley ante el Tottenham y, contra Inter y Madrid, se ha consagrado. Bajó a recibir el balón, no se escondió, jugó en corto y empezó a atreverse con el pase largo entre líneas y, además, presionó como el que más junto a Luis Suárez. Cuando el Madrid apretó, dio un paso atrás y volvió a tomar las riendas con el 3-1.

FICHA TÉCNICA.

--RESULTADO: FC BARCELONA, 5 - REAL MADRID, 1 (2-0, al descanso).

--EQUIPOS.

FC BARCELONA: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Busquets, Rakitic, Arthur (Arturo Vidal, min.84); Rafinha (Semedo, min.69), Suárez y Coutinho (Dembélé, min.74).

REAL MADRID: Courtois; Nacho, Ramos, Varane (Lucas Vázquez, descanso), Marcelo (Mariano, min.82); Casemiro, Kroos, Modric; Isco; Bale (Asensio, min.78) y Benzema.

--GOLES.

1-0. Min.11, Coutinho.

2-0. Min.30, Suárez (p).

2-1. Min.50, Marcelo.

3-1. Min.75, Suárez.

4-1. Min.83, Suárez.

5-1. Min.87, Arturo Vidal.

--ÁRBITRO: Sánchez Martínez (C. Murciano). Amonestó a Rakitic (min.38), Suárez (min.77) en el FC Barcelona y a Nacho (min.39), Bale (min.53) en el Real Madrid.

--ESTADIO: Camp Nou, 93.265 espectadores.